En el mundo hay situaciones de maldad por parte de algunas personas que realmente cuesta trabajo entender, más aún cuando atacan y agreden a otros que son indefensos. Hay seres que, por su condición, no pueden defenderse como quisieran, así como los niños, las mascotas y los ancianos.

Mucha gente malvada se vale de su fuerza física para atacar a otros, mientras que otras veces agreden a quienes superan en número. Generalmente estas personas arremeten contra los que consideran más débiles que ellos; la común frase “búscate a alguien de tu tamaño” es la indicada en la mayoría de estas situaciones.

Esto fue lo que ocurrió el pasado jueves 23 de noviembre a las 3:30 de la madrugada cuando 4 jóvenes se acercaron a una pareja de indigentes que estaban durmiendo en el piso sobre unos cartones y con un par de mantas; sin motivo alguno empezaron a insultarlos, pero las agresiones no se quedaron solo en palabras.

Flor, de 84 años, era la mujer que se encontraba durmiendo en una calle del distrito Chamberí, Madrid, junto a su pareja, Pedro, ambos rumanos, cuando fueron despertados por los gritos de estos cuatro hombres.

El compañero de Flor logró huir corriendo, pero lamentablemente la ancianita ya no está en una edad en la que se pueda mover con facilidad.

Es allí cuando los cuatro desalmados empezaron a golpearla, la pateaban en el estómago y además la golpearon con botellas en su rostro; una agresión inhumana para una pobre abuelita de la calle.

La pareja rumana había emigrado escapando del racismo contra los gitanos, pero desafortunadamente también se encontraron con gente xenofóbica en España. Además, a los jóvenes no les bastó con las lesiones, también les quitaron su dinero y pertenencias a estas personas que tienen tan poco.

No fue hasta la mañana siguiente cuando los vecinos se percataron de que la mujer mayor estaba muy mal herida y que necesitaba ayuda. Sin embargo, la ancianita se negó a recibir atención médica por parte de la ambulancia que llegó al lugar. Ella afirmó:

NO LES TENGO MIEDO”, refiriéndose a sus agresores.

Las denuncias ya han sido realizadas, por parte de los vecinos y también de la misma Flor. Esperan dar con el paradero de los crueles hombres para que sean juzgados ante la ley.

Además, muchas personas han levantado su voz y han hecho publicaciones en Twitter.

Y como si fuera poco, toda esta agresión tuvo lugar el Día Internacional de las Personas Sin Hogar. Es muy probable que estos hombres hayan planeado incluso hacerlo ese mismo día; aunque según estadísticas, el 47% de las personas sin techo sufren agresiones y el 25% son de carácter físico.

Tele Cinco / El País / Twitter

Los vecinos le han brindado mucha ayuda a Flor, le han dado ropa y cremas para sus moretones ya que ella no quiere asistir al hospital. Y un hombre le ha regalado varios días de estadía en su hotel para que pueda descansar y comer bien.

Es impresionante cómo las personas pueden ser tan descorazonadas con los demás, y es peor cuando las víctimas ya se encuentran en una mala situación; ellos no merecen todos estos malos tratos.

Sé la voz de Flor y de todas las personas sin techo, comparte esta noticia con tus amigos.