David Dauzat, de 24 años, conocido como “Davie”, fue declarado culpable de homicidio después de haber asesinado a Natasha Dauzat, de 21 años según declaró el fiscal del condado McLennan, Michael Jarrett.

El hombre fue condenado a 52 años de prisión, Natasha fue apuñalada docenas de veces con un cuchillo en la casa de su pareja en Bellmead, al noreste de Waco, Texas.

Después de asesinarla decapitándola frente a sus hijos, guardó la cabeza de la víctima en el congelador.

Natasha, madre de dos niños, fue brutalmente asesinada y ellos tuvieron que ser testigos de la horrible tragedia. Será muy difícil recuperarse de una experiencia tan traumática donde despidieron para siempre al ser más importante de su vida.

La familia de Natasha solicitó un acuerdo de culpabilidad para evitar que los niños fueran sometidos a pruebas y tuvieran que revivir tan espantosos recuerdos.

Las autoridades policiales visitaron el domicilio de la familia Dauzats a media mañana el pasado 25 de agosto de 2016, después de que el hermano del asesino llamó a la policía a las 08:20 de la mañana solicitando que verificaran el bienestar de la familia.

Quería que localizaran y hablaran con Davie, un oficial y un supervisor llegaron a domicilio y hablaron con David y Natasha fuera de la casa.

“No había ningún indicio de que Natasha o Davie estuvieran en problemas o que necesitaran intervención policial en ese momento. Ambos parecían estar tranquilos y expresaron su curiosidad por saber por qué los agentes se habían presentado en su casa”.

Los agentes comprobaron en ese momento que no había ninguna señal de problemas, y dejaron a la familia con normalidad en su residencia.

No imaginaban lo que estaba a punto de pasar, una masacre que acabó con la vida de Natasha delante de sus hijos de 1 y 2 años de edad.

Dos horas más tarde, el hermano de David volvió a llamar a la policía para denunciar que su hermano le había dicho que había matado a su novia.

Los agentes regresaron y vieron que Natasha había sido decapitada.

Los hijos de la pareja, fueron encontrados ilesos y fueron puestos bajo la custodia de los servicios sociales para entregarlos posteriormente a un familiar que se haría cargo de ellos.

En el perfil conmemorativo de Facebook de Natasha se puede leer uno de los estados que había escrito y que dice:

“Soy la chica más feliz de la vida, tengo un increíble esposo e hijos y los amo xoxoxox”.

Daily Mail

¡Es desgarrador! Nada podrá consolar el corazón de los niños ni de los familiares de Natasha que la perdieron de esa forma tan cruel. Compartamos un mensaje de rechazo hacia la violencia de género.