Desde el mes de octubre, el estado de California, en los Estados Unidos, ha sido azotado por varios incendios que han devastado zonas forestales e incluso residenciales provocando que cientos de familia se movilicen y abandonen sus pertenencias que serán cenizas después del paso de las llamas.

Los animales también son afectados por la situación. Los que habitan las zonas forestales se han alejado lo más posible de las llamas y otros fueron rescatados por los distintos cuerpos de bomberos que laboran en el lugar; sin embargo, muchos de ellos no corren con la suerte de sobrevivir.

Una de las especies afectadas por la temporada de fuegos en California han sido los caballos, en esa zona se encuentran varios ranchos y además uno de los centros para caballos más importante, como lo es el Centro de Entrenamiento de San Luis que albergaba a más de 500 ejemplares de caballos.

Al entrar en amenaza, los propietarios de caballos se apresuraron en evacuar a cientos de los caballos para evitar que el fuego llegara a sus caballerizas. Sin embargo, el tiempo no jugó en favor de ellos y las llamas hicieron estragos en la zona.

Una de las dueñas de los ranchos afectados, Little Tujunga Road, se llama Virginia Padilla y tiene un caballo de siete años llamado Rubén, el cual obtuvo graves quemaduras que cubren el 65% de su cuerpo.

Es horrible. No hay palabras para explicar esto. Soy muy afortunada de que esté vivo porque muchas personas han perdido sus caballos”, dijo Padilla.

En el granero se salvaron 60 animales gracias a Virginia y su hermano Jaime, junto a Control Animal, pero muchos de los animales del rancho murieron después de que el techo del granero colapsara.

Por su parte, en Bonsall, donde se encuentra el Centro de Entrenamiento de San Luis, iniciaron la evacuación de sus ejemplares cuando recibieron la alerta de que inició el incendio Lilac a unos 72 kilómetros al norte de San Diego.

Aunque lamentablemente a uno de los caballos de ese Centro de Entrenamiento le fue aplicada la eutanasia por los veterinarios, mientras que otro sigue en revisión médica y tendrá que recibir tratamiento por varios meses debido a las lesiones que presenta; los caballos han sido atendidos por presentar lesiones, quemaduras severas, inhalación de humo, deshidratación y estrés.

Las fuerzas policiales y de rescate han informado que hay cientos de animales tanto mascotas como silvestres en instalaciones universitarias, campos feriales, estadios y canchas o pistas deportivas, estos serán los refugios temporales para los animales.

Daily Mail / The Guardian

Es bueno saber que la policía, bomberos y demás cuerpos de rescate no dejan desamparados a los animales, lamentablemente no todos fueron salvados.

Comparte esta noticia en tus redes, esperamos que las llamas no causen más daños.