Después de casi 500 días de angustia, finalmente el caso de Diana Quer, la joven madrileña de 18 años desaparecida desde el pasado 22 de agosto ha tenido un trágico desenlace.
José Enrique Abuín Gey, alias “El Chicle”, de 41 años, y su mujer, tras una denuncia por intento de secuestro que realizó una joven el pasado 25 de diciembre, salieron a la luz sus vinculaciones con el caso de Diana Quer.

Las autoridades lo detuvieron, tiene antecedentes penales y era sospechoso de la desaparición de la joven, pero en su día no había pruebas suficientes para incriminarlo.

Él dirigió a la guardia civil el pasado 31 de diciembre a la nave donde yacía el cuerpo de Diana Quer sumergido en un pozo en el municipio de Rianxo, en A Coruña, ubicada muy cerca de la casa de sus padres. Puedes recordar la noticia aquí.

Ante el escándalo que se desató en la opinión pública tras el arresto de “El Chicle”, su madre declaró ante los medios de comunicación que su hijo es un “monstruo” y “asesino” y pidió perdón a la familia de la víctima.

Mientras que el padre de José Enrique Abuín aseguró que: “Es mentira, no tiene cojones ni para matar a una gallina”. Y aseguró al periodista que lo intentó entrevistar en la puerta de su domicilio que la guardia civil se está equivocando.

“Mi hijo es un monstruo, un asesino. Yo no crié a un monstruo, pero se convirtió en uno, no puedo más”.

“No esperaba esto de mi hijo, siento mucho lo que están viviendo. Lo siento como si fuera hija mía”, dijo entre lágrimas en una entrevista que ofreció acompañada de la tía del asesino confeso de Diana Quer.

Asimismo, acotó: “No salgo de la casa porque es una vergüenza, un dolor muy grande, estamos en tratamiento psicológico”.

Le pidió a su hijo que contara toda la verdad aunque se “pudra en la cárcel”, y le preguntó: “¿Por qué has hecho esto teniendo una hija y una mujer?”.


“Mi hijo es chulesco y mentiroso, pero nunca lo vi asesino ni violento”, explicó la madre del acusado. La tía añadió: “Si lo tengo delante, lo mato”.

También comentó que Rosario, la esposa de “El Chicle” estaba devastada por la familia de Diana y que ya no lo quiere, dice que su tiene que pasar toda la vida en la cárcel, que lo haga y se pregunta con quién estaba conviviendo.

José Enrique Abuín fue acusado anteriormente por abusar sexualmente de su cuñada y está condenado por participar en un delito de tráfico de drogas.

El asesino confeso de Diana Quer ingresó el primero de enero en la cárcel de Teixeiro de A Coruña donde permanece aislado.

Juan Carlos Quer, padre de Diana, declaró ante los medios de comunicación al salir del instituto anatómico forense donde realizan las pruebas de ADN al cadáver, agradeció el apoyo de los ciudadanos ante la desaparición de su hija, afirmando que cualquiera pudo ser víctima de un crimen así.

EM

“Que este señor responda del delito y la muerte de alguien que estaba en la flor de la vida, yo he tenido la mala fortuna de que fuera mi hija, nos podría haber pasado a cualquiera. Gracias a Dios, nuestra sociedad en España tiene una respuesta”.

Aseguró que no reconoció el cadáver de su hija porque podrían emplear otros métodos para comprobar la identidad del cuerpo.