El grupo integrado por cinco amigos que se autodenominaban “La Manada” fue acusado de abuso sexual continuado y deberán pagar condenas de 9 años de prisión, 15 años de alojamiento a más de 500 metros de la víctima y 5 años de libertad vigilada después de la pena privativa de libertad. Además, deberán pagar una indemnización a la víctima de 50 mil euros.

La fiscalía solicitaba para ellos al menos 22 años de cárcel, las reacciones por la sentencia el pasado 9 de mayo no se hicieron esperar y se produjeron muchas manifestaciones en las principales ciudades de España para exigir que los miembros de “La Manada” recibieran un castigo mayor y sean acusados de violación.

Todo comenzó cuando José Ángel Prenda, Ángel Boza, Alfonso Jesús Cabezuelo, Antonio Escudero y Jesús Guerrero, fueron acusados de violar en grupo a una joven de 18 años durante la celebración de los Sanfermines en Pamplona en 2016.

Desde entonces se ha desencadenado una gran polémica entorno a este mediático caso. Recientemente, el padre de “El Prenda”, uno de los acusados, acusó a la víctima de ser la culpable en una entrevista ofrecida para un programa televisado por un canal español.

“Podía con 5 y con 25 sevillanos”, aseguró que la joven tenía la responsabilidad de lo ocurrido. “Eran muy guapos, los sevillanos eran muy guapos”, aseguró.

“El tropiezo no lo tuvo él, él y los cinco amigos, lo tuvo ella. Ella es la culpable. Los niños son muy chulos, fue ella la que fue a buscarlos, que los sevillanos eran muy guapos, podía con cinco y con 25 sevillanos. Confío en ellos, no en la niña. Espero que haya justicia”.

El padre de “El Prenda” describió a su hijo como un buen chico que cuida de sus padres, relató que desde hace dos años y medio no ha podido verlo porque no puede viajar hasta la cárcel en la que permanece recluido.

Lamenta no poder recorrer un trayecto de 1.000 kilómetros y confía en que trasladen a su hijo a una cárcel andaluza.

“Confío en mi hijo y en los amigos”, dijo el padre quien permanece en silla de ruedas.

“Él está bien, lo sabemos por una sobrina que va todas las semanas a verlo”, relató.

“Pepe” el padre de José Ángel Prenda se refirió a los hechos ocurridos el 7 de julio de 2016 culpabilizando a la víctima.

Pero también expresaron su opinión algunos vecinos del barrio que consideran que la joven madrileña no es la víctima de este caso y alegan que está arruinando la vida de los cinco jóvenes acusados.

Una de las vecinas declaró que no comprende por qué la niña se fue “con tantos tíos” y pide que sea investigada por las autoridades.

EP / Cuatro

Las declaraciones han causado indignación en las redes, ¿tú qué opinas? No te vayas sin compartirlas.