El viernes pasado los habitantes del centro y el sur de México vivieron momentos de angustia y terror cuando un sismo de 7,2 grados de magnitud sacudió al país. Afortunadamente no se registraron grandes daños.

Sin embargo, varias familias vivieron la terrible experiencia de perder a sus seres queridos tras la caída de un helicóptero militar en Oaxaca.

A tan sólo cuarenta metros de aterrizar, el piloto del helicóptero perdió el control y se precipitó a tierra cayendo sobre un automóvil y sobre las personas que estaban esperando su arribo a tierra. 

Este terrible suceso dejó el lamentable saldo de trece muertes y quince heridos. En la aeronave viajaba Alfonso Navarrete el secretario de Gobernación, y Alejandro Murat, el gobernador de Oaxaca, quienes supervisaban las zonas afectadas por el sismo, ambos resultaron ilesos.

En medio del dolor las familias organizaron lo que sería la última despedida para sus seres queridos que fueron víctimas de la tragedia.

La fiscalía declaró en un comunicado que había cumplido el proceso para levantar los cuerpos de las personas fallecidas en el lugar del siniestro. Las víctimas fatales fueron cinco mujeres, cuatro hombres, dos niñas y un niño. Otra persona murió en el Hospital de Jamiltepec.

Después que fueron entregados los cuerpos las familias se encargaron de organizar el sepelio para sus seres queridos.

En medio del dolor y la conmoción del funeral de unas de las víctimas, su familia vivió un terrible momento cuando el cadáver cayó en la calle tras el impacto que recibió el ataúd.

Esto sucedió cuando militares compañeros del difunto sacaban el féretro de la casa para trasladarlo al sepelio y uno de ellos perdió el control al soltarlo para acomodar su fusil, lo que hizo el ataúd cayera al suelo.

Todos los presentes gritaron horrorizados al ver que el féretro se abrió y el cadáver salió para caer en la calle. Estos desesperantes momentos fueron grabados por uno de los presentes que inicialmente quiso hacer un emotivo homenaje.

Facebook

En la grabación se observó cuando el féretro era sacado lentamente por un pequeño espacio con mucho cuidado, sin embargo, uno de los militares que estaba a cargo de dirigir el recorrido utilizó una de sus manos para acomodar su armamento y perdió el control dejando caer el ataúd.

La angustia se hizo presente y todos querían colaborar para colocar el cadáver nuevamente dentro del féretro y continuar con el traslado del difunto.

#Muertos #Oaxaca #Víctimas #Helicóptero SE LES CAE EL MUERTO….VIDEO: En el traslado del féretro de una persona muerta durante la caída del helicóptero en Oaxaca a uno de los militares se le soltó el ataúd, se les abrió y terminó cayéndose el muerto.

Publicado por Minuto Chiapas en Domingo, 18 de febrero de 2018

Algunos de los arreglos florares terminaron en el suelo producto de la desesperación de las personas que aún se encontraban dentro de la casa y quienes solo escucharon los gritos sin saber realmente qué era lo que estaba pasando.

Sin duda alguna, en estos momentos el dolor es el sentimiento que embarga el corazón de los familiares y amigos que desean dar su último adiós.Compartamos un mensaje de solidaridad.