La inseguridad es una de las cosas que más nos angustian en nuestro día a día, saber que estamos rodeados de personas con males intenciones nos hace encerrarnos en nuestras propias burbujas.

Hace algunas décadas era común que en lugares menos poblados se dejaran las puertas abiertas durante todo el día pero conforme pasa el tiempo nos vamos encerrando más y más, ponemos rejas y cerraduras por todas partes y casos como el siguiente nos demuestras que no son innecesarias.

Un joven que intentaba robar en San Juan, Argentina, quedó atrapado en la reja de una casa que pretendía robar.

El delincuente que luce muy joven, quiso entrar a la casa que pensaba robar saltando las rejas pero en el proceso algo pasó que terminó enganchado en una de ellas. Pero no se enganchó de cualquier manera, sino que su pie terminó perforado por uno de los barrotes de metal que completan el diseño de la reja.

La reja a pesar de lucir bastante sencilla tiene sus barrotes con distancia que impiden el paso de una persona pero en la parte inferior, los barrotes son duplicados haciendo los espacios más chicos e impedir la entrada o salida de pequeños animales. Estos últimos, aunque parecen inofensivos terminan en puntas sesgadas.

De manera que si algo pesado y blando cae sobre ellas pudiera perforarse y fue justo lo que ocurrió con el ladrón.

El afectado fue descubierto por uno de los vecinos después de que escuchara los gritos y se acercara a ver que sucedía. Al darse cuenta que se trataba de un ladrón, decidió filmarlo y podemos ver cómo el joven no deja de llorar y su expresión es de pánico al ver su pie izquierdo perforado. Aparentemente, pide ayuda y el vecino le dice que saque el pie por sí solo.

Aunque hicieron el llamado de emergencia los vecinos se quedaron en el lugar para vigilarlo.

Clarin / TN

Las autoridades también acudieron al lugar para detenerlo después de que recibiera la atención médica necesaria, sin embargo, según algunos testigos el joven delincuente fue liberado unas horas después.

Esperamos que haya aprendido la lección y que de ahora en adelante se dedique a buscar un empleo pues se trata de un hombre joven que puede ser productivo sin perjudicar a nadie. El “karma” le demostró que si hacemos cosas malas nos suceden cosas malas.

No olvides compartir la historia de este delincuente.