El uso de animales para el entretenimiento humano siempre ha sido criticado, y contra lo que luchan las organizaciones de protección animal. Sin embargo, no sólo en los espacios de ocio estas indefensas criaturas pueden ser expuestas a maltrato. Este hecho ha quedado en evidencia tras el escándalo por las denuncias realizadas contra la famosa Copa del Rey Polo sobre elefante.En esta ocasión, la ONG Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA, según sus siglas en inglés), fue la responsable de desenmascarar la verdad detrás del torneo. Todo esto a través de un vídeo en el que se observaban los golpes que los paquidermos recibían de parte de sus cuidadores.

En las imágenes quedaron registrados lo que los denunciantes llamaron “campos de entrenamiento secretos”. En ellos los elefantes eran golpeados con varas y ganchos en su cabeza y otras partes del cuerpo. Esta denuncia causó conmoción y provocó que grandes inversores como IBM, Angus Energy y Vespa retiraran su apoyo al campeonato.
El torneo había sido celebrado en Tailandia desde el 2001, y se llevaba a cabo en la cadena de hoteles Anantara del grupo Minor. Sin embargo, la fundación PETA ha logrado algo que parecía imposible: la suspensión de la Copa del Rey Polo sobre elefante  2018.

“Consideramos el polo de elefantes como una explotación de la vida silvestre, que según las nuevas leyes de bienestar animal sería un acto ilegal, si no forma parte del patrimonio cultural de Tailandia”, dijo Edwin Wiek, fundador de la Fundación Wildlife Friends.

Los proteccionistas habían insistido con anterioridad sobre el maltrato que le daban a los paquidermos mientras eran entrenados para los torneos. Todo frente a los ojos complacientes de grandes empresas que se lucraban del sufrimiento de estas criaturas. Para justificarse, un partidario de la copa reconoció que el torneo había recaudado $ 1 millón de euros sólo en “fondos destinados a proyectos para defender y conservar a los elefantes”.

Telegraph

No obstante las imágenes dadas a conocer por PETA y las demás denuncias de otras organizaciones protectoras, lograron la suspensión del torneo. Además, grandes inversores y partidarios de la competencia retiraron su ayuda en medio de la controversia desatada después de la publicación del vídeo.

Entre los entusiastas colaboradores o partidarios del torneo habían resaltado Mark Shand, el fallecido hermano de la  duquesa de Cornualles. A pesar de que este mismo hombre fuese reconocido en vida por su labor como proteccionista de elefantes.

Son muchas las personas contentas por esta noticia. La cual se ha perfilado como uno de los logros más importantes en ese país, en cuanto a protección animal se trata. Luego del dantesco vídeo y la suspensión de este polémico torneo, esperemos que los amigos de este tipo de práctica puedan comprender que los animales no han sido creados para el entretenimiento ni diversión de los humanos. Ellos merecen respeto al igual que cualquier ser vivo.

Comparte esta nota para crear conciencia, este grandioso logro es la prueba de que no podemos permanecer callados. Recuérdales a todos tus amigos la importancia de denunciar todo tipo de maltrato. ¡Basta ya!