Una cuidadora de enfermos ha sido despedida con un simple aviso de advertencia policial después de que fuera descubierta “in franganti” frente a la cámara golpeando repetidamente a una anciana con demencia, a la que cuidaba.

El 13 de junio de 2017, la familia de Sabina Marsden pudo capturar el momento en que Stacey George, de 46 años, tras pegarle sucesivamente, le quitó una manta de la rodilla, dejándola llorando y medio desnuda, diciéndole:

“¡Dios, apestas!”.

Su hija, Gina Owen, no podía dar crédito a lo que veía mientras el brutal abuso era transmitido en vivo a su teléfono desde una cámara secreta en la casa de su madre en Kettering, Northamptonshire.

Cuando Gina llegó apresuradamente al lugar, encontró a su madre, de 78 años, llorando, e inmediatamente ordenó a George que se fuera.

Increíblemente, la mujer se mantiene impávida al ser puesta en evidencia y continúa comiendo el resto de su pudín, como si nada sucediera, antes de recoger su bolso y salir de la casa.

La familia de la Marsden decidió difundir el aterrador video, después de que el único castigo que recibió la mujer fue una advertencia policial.

“A los diez minutos de que mi hermana Mandy saliera de la casa, lo estaba viendo en mi teléfono y vi cómo le dio 5 bofetadas a mi madre”, dijo Gina.

“Solo pusimos la cámara porque pensamos que estaba siendo floja en sus cuidados, pero jamás me imaginé encontrarme con esto. Cuando lo vi, me sentí enferma”, relató acongojada la hija de Sabina.

“Entré a la casa tranquilamente y solo le dije: ´Lo siento, voy a tener que dejarte ir porque te descubrí con la cámara abofeteando a mi madre`”.

“Preguntó por cuánto tiempo la había mirado y dije: 20 minutos, media hora. Miró a mi madre, siguió comiendo su yogur y dijo: ” Lo siento, ¿qué quieres que haga?”.

Hablando sobre la advertencia que le dieron a George, Gina dijo:

“No estoy para nada feliz de que haya tenido una simple advertencia porque mamá estaba sentada allí sin hacer nada. Mi madre no habla, ella es italiana, todo lo que dijo fue “Mama mia” cuando la golpearon. Mi madre no pudo devolverle el golpe, ni nada.

No podía decirnos que era un error de la cámara, creo que los abusos han estado sucediendo por mucho más tiempo que antes de haber sido instalada la cámara, desde cuando murió mi padre. Pero me alegra que la cámara haya sido colocada y que la hayan atrapado”.

George evidentemente ya no trabaja para Mega Care. Y el jefe de operaciones lamentó el incidente y dijo que “estaban muy consternados y disgustados por las acciones de esta ex miembro del personal”.

George había sido prácticamente la única cuidadora que había atendido a Sabina por más de 22 meses, y quién sabe cuántas veces más pudo haber abusado de la anciana y en qué forma.

La policía de Northamptonshire dijo que se reunirían con la familia para discutir su decisión de no presentar cargos adicionales contra George.

“Después de una investigación exhaustiva y una revisión de todas las pruebas, una mujer de 46 años recibió una advertencia de la policía. Salvaguardar a las personas vulnerables es una alta prioridad para la fuerza”, dijo un portavoz.

La familia ahora está llevando a cabo acciones legales contra Mega Care. Lauren Kennedy, de Seatons Solicitors, que actúa para Marsden y su familia, dijo:

“Lamentablemente, los casos que involucran a personas mayores y vulnerables como víctimas de abuso y maltrato son cada vez más comunes y nunca ha sido demasiado importante para las familias de los enfermos, vigilar de cerca la calidad de la atención recibida”.

SWNS TV / Metro

La familia de Sabina claramente no está solo decepcionada por el mal servicio de Mega Care, a quien confiaron el cuidado de su madre, sino también por el ineficiente Sistema de Justicia Criminal, que solo vieron necesario darle una advertencia y nada más.

Esperamos que las acciones legales que emprenda la familia lleguen hasta las últimas consecuencias. La calidad de vida de los más indefensos, como son los ancianos, es un derecho y estos brutales abusos deben ser severamente condenados.

Levantemos la voz para que se haga justicia. Comparte la noticia en tus redes.