El problema de la inseguridad no conoce límites geográficos, sin embargo, en algunos lugares del mundo la delincuencia puede tener como consecuencia a la población aterrorizada, ciudades controladas por mafias o ciudadanos cansados de la impunidad que toman la justicia por sus propias manos.

Barrio El Tablazo, municipio Itagüí, Colombia, el pasado 19 de octubre durante horas de la tarde, se escucha el grito de una mujer desesperada “¡Agárrenlos, ladrones, ladrones!”. Dos hombres intentaban realizar una huida después de un intento fallido de asalto a un autobús de pasajeros.

Sin embargo, una gran cantidad de habitantes del vecindario que, cansados del azote de la inseguridad en su querida comunidad, se vieron bajo la obligación moral de lanzarse a la persecución de los malhechores.

La persecución terminó con los ladrones no solamente golpeados y pateados brutalmente por los iracundos vecinos, sino también con los delincuentes despojados de sus ropas y obligados a caminar por las calles con solo sus calcetines y la poca dignidad que les quedaba.

Los hechos fueron grabados por unos transeúntes que posteriormente compartieron el video en las redes sociales donde no tardó en hacerse viral.

Si bien en el video no se aprecia la golpiza propinada a los dos malhechores, sí se puede admirar su caminata de la vergüenza mientras que, cubriendo sus partes privadas con sus manos, intentan salir lo más rápido posible del lugar de los hechos para evitar futuras golpizas o incluso más humillaciones de las que ya habían sufrido.

Para bien o para mal las autoridades no intervinieron, a pesar de que la policía de Itagüí ha anunciado que una investigación ha sido abierta para poder examinar más a fondo este caso.

NTV / Youtube

Se desconoce si los que serán investigados serán los criminales, los vecinos que tomaron la justicia en sus propias manos o los oficiales que decidieron no intervenir en la golpiza que recibieron los ladrones, ni en la posterior humillación de los mismos cuando estos se vieron obligados a transitar las calles de El Tablazo tan desnudos como el día que llegaron a este mundo.

Esperamos que esto sea un llamado de atención para las autoridades que no defienden a sus ciudadanos, y a la vez deseamos que la delincuencia en esta comunidad disminuya.

¿Qué opinas de las acciones de los vecinos ante este evento? ¿Crees que fue lo adecuado? Déjanos tus comentarios y no olvides compartir con tus amigos.