Dillon Moore es un hombre humilde de Texas que jamás imaginó el vuelco de daría su vida al enfrentar uno de sus más grandes miedos: acudir a un dentista. La historia de este hombre conmueve, al tiempo que nos habla de la buena voluntad de las personas.

Dillon Moore

Kenny Wilstead, un dentista local, había conocido a Dillon a través de las redes sociales. El especialista no dejó pasar por alto que Dillon jamás sonreía en ninguna de las fotos que compartía junto a sus amigos y familiares en las redes sociales.

Dillon Moore

Sin importar que se tratase o no de un suceso feliz, Dillon siempre parecía bastante tímido, incapaz de mostrar una buena sonrisa. Kenny pensó que quizás había algo anormal detrás de su seriedad y le envió un mensaje privado, ofreciéndole sus servicios como dentista y una revisión, sin ningún compromiso.

Dillon Moore

Dillon, un poco extrañado por la proposición del dentista, se negó a su ofrecimiento, asegurándole que lo contactaría en el futuro, pero eso jamás ocurrió. En ese momento Kenny no tenía forma de saber el enorme complejo que ocultaba este hombre, así como sus problemas económicos.

Dillon Moore

Mucho tiempo después, Dillon comenzó a tener problemas en su trabajo. Una molestia bucal le impedía laborar en óptimas condiciones y su jefe le ordenó que asistiera a una consulta odontológica, para que alguien lo ayudara con el dolor.

Publicada por Kenny Wilstead en Martes, 18 de septiembre de 2018

Dillon no imaginó que iría a parar al mismísimo consultorio de Kenny Wilstead, quien lo reconoció de inmediato, pero prefirió permanecer en silencio mientras le hacía la evaluación médica.

Dillon Moore

Fue entonces cuando el dentista descubrió el lamentable secreto que se ocultaba detrás de la forzada seriedad de Dillon. A falta de dinero y de un poco de orientación, su dentadura se encontraba en un estado lamentable.

En vista de las circunstancias, el hombre evitaba sonreír o abrir demasiado la boca al hablar, para de ese modo evitar burlas y críticas.

Dillon Moore

Kenny se puso a trabajar con ahínco en su nuevo paciente, sin decirle cuáles eran sus verdaderos planes. En un par de horas, el dentista se dispuso a cambiar para siempre la vida de Dillon, anunciándole que le tenía preparada una sorpresa.

El humilde trabajador tomó con miedo un espejo de mano y empezó a abrir muy despacio sus labios. Cuando notó que el dentista lo había dotado de una reluciente y saludable sonrisa, su reacción fue impactante. Ante ese importante cambio, Dillon no pudo contener las lágrimas.

Dillon Moore
The Habari Times

Con un sencillo gesto, Kenny Wilstead cambió la vida de un hombre y de su familia, pues los seres queridos más cercanos de Dillon agradecen profundamente contar con la alegría de verlo sonreír. Las sombras de sus complejos quedaron superadas y ahora es un individuo pleno y feliz.

Esta es una maravillosa noticia, de esas que nos alegran en día. Alegra tú también la vida de tus amigos, compartiéndola en tus redes sociales.