Muchas personas disfrutan salir de fiesta ocasionalmente, salir a disfrutar con amigos, bailar y consumir bebidas alcohólicas, este es un comportamiento común que se ha dado desde el momento en el que nuestros antepasados descubrieron los placeres de la celebración y la interacción social.

Sin embargo, como todo en esta vida, existen personas que echan a perder la diversión para los demás y hacen que todo el concepto de salir a divertirse sea visto como algo insano y depravado.

Salir a divertirse no tiene nada de malo siempre y cuando se haga con responsabilidad y cuidando no solo la salud e integridad propia, sino también la de las personas que nos rodean.

Se puede consumir bebidas, se puede bailar y se puede disfrutar del ambiente de una discoteca sin que esto llegue a niveles críticos de depravación moral; sin embargo, esto es algo que algunas personas no parecen entender.

Ejemplo de esto es el video que se hizo público hace unos días en el que se puede ver y escuchar cómo en la discoteca Casabellha en Necochea, Argentina, se incitaba a las mujeres presentes a despojarse de su vestimenta a cambio de bebidas alcohólicas gratis.

¿Hay una sola tanga? Quiero dos en tanga. ¿Hay dos tangas? Quiero tres”, dice animadamente la voz del DJ por las bocinas del local.

No contento con eso, también se ve en la necesidad de amenazar a los presentes declarando que: “Cualquier cámara que vea en la pista, automáticamente se va del boliche”.

Sin embargo, el dueño de un teléfono móvil tuvo el suficiente valor como para grabar la polémica escena y compartirla en la plataforma de videos: Youtube. Las imágenes no tardaron en causar polémica y hacerse virales, causando así que las autoridades locales iniciaran acciones legales contra los dueños del local para finalmente clausurar indefinidamente el local este 18 de enero del 2018.

Según el reporte oficial, dicha clausura se dio ya que el local no contaba con la documentación necesaria, además de que el establecimiento ya había tenido problemas anteriormente por el ingreso de menores al recinto.

Resulta verdaderamente triste y algo repugnante que algunas personas tengan la necesidad de denigrar al género femenino y tratarlo como un mero objeto sexual para tener algún tipo de satisfacción y diversión, ya a las únicas a las que se les incitaba a quedar “en tanga” eran a las mujeres presentes.

Youtube / bigbangnews

Ellas seguramente debido a los niveles de alcohol que ya corrían por sus venas, se habrían sentido desinhibidas y habrían considerado que algo de exhibicionismo a cambio de más alcohol era una oferta bastante viable y tentadora.

No pretendemos justificar ninguno de los actos y es precisamente por esto que todos debemos ser muy conscientes de nuestros actos y no dejarnos llevar por la emoción de un momento.

Comparte esta información con todos tus amigos.