La atención de los jóvenes sobre el uso de las redes sociales y de los instrumentos tecnológicos debe ser constante para evitar desviaciones en el comportamiento, especialmente de los niños y adolescentes.

Lamentablemente, cada vez son más los sucesos que se han presentado por el mal uso de las redes, como lo que sucedió con esta joven de catorce años, quien recibió un disparo en la cabeza por parte de dos de sus compañeros de clase.

Los dos adolescentes, que atentaron contra la vida de Deserae Turner, confesaron que estaban muy molestos por los mensajes que esta joven les había enviado a través de Snapchat.

Deserae acordó encontrarse con “sus amigos” a través de un mensaje de texto y el pretexto era que le venderían un cuchillo.

Estos jóvenes habían planificado inicialmente que acabarían con la vida de Deserae usando un cuchillo para cortar su garganta y dejar que se desangrara hasta morir…

Sin embargo, cambiaron el arma blanca por una de fuego porque sería mucho más tranquilo matarla de un disparo… ¿Qué clase de sentimientos puede albergar en un ser con pensamientos tan escalofriantes?

Uno de los muchachos tomó el casquillo de bala de la escena como un recuerdo del crimen. Después de herirla, estos chicos robaron la mochila con su teléfono y el iPod. Fue abandonada en un canal sucio en Smithfield, Utah, pensando que estaba sin vida. Pero afortunadamente sobrevivió.

Su cuerpo fue encontrado por dos mujeres que la estaban buscando. Inmediatamente la trasladaron al hospital de Salt Lake City, donde se le practicó un coma inducido y  posteriormente despertó con total incredulidad ante lo que le había pasado. Ella los consideraba “sus amigos”.

Los chicos están acusados de intento de asesinato, robo agravado y obstrucción de la justicia de acuerdo con el Salt Lake Tribune.

La audiencia que determinará sí estos jóvenes acusados serán juzgados como adultos o niños está programada para el 8 de mayo.

Es muy triste y alarmante que estos hechos ocurran, son muchos los valores que se han perdido y muchos los padres o representantes legales que dejan de inculcarles buenos valores desde que son pequeños para que puedan crecer con una formación en base a los principios del respeto.

Comparte con tus amigos y familiares, tanto los padres como los niños deben asumir la responsabilidad en este horrible caso.