Una mujer de 38 años desarrolló un tumor de grandes dimensiones en uno de sus ovarios, era una masa no cancerosa que le impedía caminar.

Ella aumentó rápidamente de peso y acudió al médico para conocer la causa cuando le diagnosticaron de un tumor de un metro de ancho y de 60 kilos de peso que abarcaba toda la superficie de su abdomen.

El doctor especialista en oncología Vaangn Andikyan, del Hospital Danbury de Connecticut aseguró que nunca había visto algo similar. A pesar de que el tumor no era maligno también representaba un riesgo para su salud por su gran tamaño, causó que sus piernas se inflamaran tanto que no podía caminar.

Además, la paciente tenía desnutrición severa ya que la ubicación del tumor sobre su tracto digestivo causó que ejerciera presión en sus intestinos empujándolos hacia su pecho.

Finalmente logró ser operada y después de cinco horas en el quirófano el equipo médico extrajo el enorme tumor de su organismo.

“Fui muy cauteloso. Nadie quiere que su paciente tenga un resultado negativo. Lo que me dio un segundo impulso fue que queríamos ayudar a la paciente, cuando tienes esta sensación interna de que estás ayudando, el pensamiento positivo te motiva y ayuda a lograr tu objetivo”, dijo el doctor Andikyan.

En la compleja intervención quirúrgica participó un equipo de casi 25 médicos incluyendo cirujanos, cardiólogos, ginecólogos, asistentes médicos, anestesiólogos, enfermeras y técnicos de quirófano que formaron un grupo multidisciplinario para emprender un plan de tratamiento.

Hasta que realizaron la cirugía para extirpar el tumor y reconstruir el abdomen de la paciente.

Afortunadamente los resultados obtenidos superaron las expectativas de los médicos, lograron preservar el útero de la paciente, uno de sus ovarios y casi la totalidad de las trompas de Falopio. Así pudieron prevenir que la paciente desarrollara menopausia temprana postergando su capacidad de procrear.

Según el doctor Andikyan, si hubieran esperado una o dos semanas el pronóstico no habría sido favorable. La paciente se está recuperando, como se trataba de un tumor benigno, no tendrá problemas de salud persistentes como consecuencia.

AC

El tumor que extrajeron en este procedimiento quirúrgico está entre los más grandes que se han registrado.

“Nadie sabe, realmente, por qué algunos tumores benignos se vuelven tan grandes”, comentó el doctor. Asimismo, comentó que están realizando estudios genéticos del tumor extraído.

“Tal vez en el futuro sepamos por qué los tumores de este tipo aumentan su tamaño tan rápido”, concluyó el doctor Andikyan.

El equipo médico realizó un trabajo extraordinario, y afortunadamente podrán realizar valiosos aportes para otros casos similares atendidos en el futuro. Comparte esta noticia en tus redes.