La policía de Lynnwood, Washington, ha detenido Brian Roberto Varela, de 19 años, acusado de violación en segundo grado, homicidio involuntario y homicidio por sustancias controladas, después de que presuntamente agrediera sexualmente a Alyssa Mae Noceda, una adolescente de 18 años que estaba sufriendo una sobredosis.

El incidente sucedió el pasado sábado después de que Alyssa asistiera a una fiesta al trailer de Brian, conocido por vender drogas, a 400 cuadras de Lakeview Road en Lynnwood, y desde ahí estaba desparecida, según publicó su madre Gina en su red social.

Publicado por Brian Varela en Domingo, 26 de enero de 2014

Casi tres días después, la madrugada del martes, los agentes del Departamento del Sheriff del condado de Snohomish invadieron la casa móvil de Varela en Martha Lake y encontraron el cuerpo sin vida de Allysa, metido dentro de un cubo de plástico negro.

Según las autoridades, los hechos sucedieron cuando el acusado le proporcionó a la chica las sustancias que le causaron la sobredosis. Después de que la joven resoplara una “gran línea de Percs” (analgésicos), el acusado le dio a la joven un “trapo” de THC líquido e inmediatamente se desplomó y cayó inconsciente.

Pero inmediatamente, en lugar de pedir ayuda, comenzó a agredirla sexualmente, hasta provocar su muerte.

El violador no solo no pidió ayuda y dejó morir a la joven de 18 años, sino que también tomó fotografías de su cuerpo inconsciente y semidesnudo y con los labios azulados para enviárselas a sus amigos en un chat grupal con un mensaje que decía:

“LOL, creo que tuvo una sobredosis, todavía respira”.

El presunto homicida testificó que la víctima “tuvo una sobredosis y que se desmayó poco después de comenzar las relaciones sexuales”. Parecía estar “fuera de onda” durante el acto.

“La estoy destrozando para pasar el tiempo”.

Un amigo de Varela, Jayson Pepito, dijo que el sospechoso parecía orgulloso de sus acciones enfermizas.

“Murió teniendo sexo conmigo… No sé si estuvo viva o muerta cuando eyaculé dentro de ella”.

Después, pensó que aún respiraba y consideró llevarla a un hospital, pero le dijo a sus amigos que estaba “demasiado cansado para hacerlo” y se fue a la cama.

Cuando se despertó a la mañana siguiente, ella estaba muerta. Varela luego mostró a su compañero de cuarto y a otra persona el cuerpo de Noceda, que su compañero de habitación recordó como “rígido y con espuma alrededor de los labios”.

Sus compañeros afirmaron que le dijeron que fuera a la policía, pero el adolescente no escuchó. Y tramó el plan para esconder el cuerpo.

Procedió a romper las piernas de la joven para meterlas dentro de una caja negra, con la intención de enterrarla llena de cebollas para evitar el olor. Y tras borrar sus huellas, se fue a trabajar en su turno doble en Dairy Queen.

Un compañero de trabajo, que permanece sin identificar, escuchó al sospechoso hablar sobre enterrar un cadáver en una caja llena de cebollas. Por lo que inmediatamente hizo una rápida búsqueda en línea y se encontró con la frenética publicación de la madre de Noceda sobre su hija desaparecida, lo que le llevó a ponerse en contacto con el Departamento del Sheriff del condado de Snohomish el martes. Y fue lo que finalmente logró la detención de Varela.

En un último intento por tratar de desaparecer el rastro de su crimen, Varela confesó haber usado el dedo pulgar de la joven para desbloquear su teléfono y postear unas imágenes en la red social Snapchat que dieran a entender que la chica había huído de su casa.

The Herald / Carbonated TV

Después, tiró el dispositivo en el bosque, donde luego fue recuperado por la policía.

Varela sonrió burlonamente durante su audiencia en el Tribunal de Distrito de Everett, y las acusaciones contra él mostraban “una indiferencia insensible e insensible a la vida humana”, según el fiscal adjunto Bob Hendrix.

“La noche en que ella se fue, ella me dijo, ‘Mamá, te amo'”, dijo la madre de Alyssa, Gina Pierson.

Facebook / Alyssa Noceda / Brian Varela

Su madre, desde entonces ha estado compartiendo tributos a su hija en las redes sociales. Y sus familates han abierto una página de GoFundMe para pagar los gastos del funeral del adolescente.

Esperamos que el asesino de esta joven reciba todo el castigo de la ley y que sea un precedente para que muchas jóvenes estén alertas sobre los peligros a los que se exponen. Nuestra fuerza para la madre de Alyssa. Si quieres apoyarla, puedes hacerlo desde aquí.

Comparte esta noticia con todos tus amigos. Descansa en paz, Alyssa.