El caso de Renzo Villanueva, ha estremecido a Argentina y el mundo, el pequeño de siete años falleció el 10 de octubre de 2017 tras caer desde un balcón del séptimo piso.

Ángela Donato, madre del niño, relató que ese día Diego Villanueva, padre del menor que nació con Síndrome de Down, recogió a Renzo en la escuela a las 17:30 de la tarde para quedarse con él según lo establecido por el régimen de visitas.

El día siguiente, Diego debía llevar a Renzo al colegio a las 13:00 horas tal como lo habían acordado pero lamentablemente el pequeño no regresó a su casa, y su lugar en el salón de clases se quedó vacío.

Ángela y Diego se divorciaron dos meses después del nacimiento del pequeño porque él aseguró que no soportaba tener un hijo discapacitado.

El padre del niño había sido acusado en varias oportunidades por maltrato, y le habían suspendido el régimen de visitas, recientemente reestablecieron los acuerdos sobre sus derechos de ver a Renzo.

Diego no acostumbraba a atender las llamadas de Ángela, ni se comunicaba con ella así que la madre de Renzo se extrañó mucho cuando regresó a su casa tras ausentarse por quince minutos y vio cuatro llamadas perdidas de Diego.

De inmediato supo que había ocurrido algo, devolvió la llamada y él le dijo que el niño se había caído desde el balcón, en el séptimo piso y le cortó la llamada.

Ella llamó a su pareja, que se encontraba trabajando, para pedir ayuda, volvió a llamar a Diego y le contestó una mujer que presume que es su pareja quien le dijo que fuera al hospital pediátrico de la localidad que ahí se encontraba el pequeño.

Cuando llegó al centro de salud, estuvo en un consultorio médico mientras varios doctores y policías conversaron con ella.

Recibió la noticia más devastadora de su vida, le dijeron que su hijo llegó al hospital con múltiples traumatismos y sin signos vitales.

Le permitieron darle el último adiós y tuvo que ver a su pequeño desfigurado por las múltiples lesiones que sufrió.
Ángela asegura que no tiene dudas de que lo que pasó no fue un accidente, afirma que Diego, su ex pareja mató a Renzo.

De acuerdo a las inspecciones oculares realizadas por la policía, encontraron contradicciones en las declaraciones del padre quien comentó que el pequeño se cayó del balcón. Los investigadores determinaron que el niño se precipitó al vacío desde la ventana de la habitación del acusado.

Los familiares de Renzo piden que se haga justicia, no creen que Renzo se haya caído al intentar agarrar un juguete.

Noelia, hermana del menor, declaró que “Renzo no se acercaba a las ventanas. Podríamos pensar que es un accidente su el niño no hubiese regresado golpeado de la casa de su papá, si el pediatra no hubiese tomado la decisión de denunciar al padre porque siempre regresaba con signos de agresiones físicas”.

La Voz / GBA

También comentó que sabe que no es un buen padre, porque durante años no lo vio y nunca hizo una llamada para saber cómo estaba su hijo.

Asimismo, criticó las acciones de la justicia por no atender a la denuncia del pediatra restringiendo de forma permanente el régimen de visitas del padre de Renzo.

Es lamentable, la vida de este pequeño terminó en medio de mucho sufrimiento a causa de la violencia de su despiadado padre que no supo reconocer que a los hijos se aman sin importar su condición.

¡Vuela alto angelito! Nada podrá consolar a su familia, pero esperamos que se haga justicia y el responsable pague por su atroz crimen.