Los niños no tienen consciencia del peligro, no sienten temor ante situaciones que podrían ser extremadamente riesgosas, por eso es tan importante mantenerlos permanentemente vigilados. Aunque en solo segundos puede ocurrir una tragedia.

El caso de este pequeño de 5 años está conmocionando Perú y otros países del mundo, se trata de un niño llamado Neimar Ramos, de 5 años, con Síndrome de Down que se encontraba jugando en una zona muy cercana a su casa cuando cayó en un pozo de 10 metros de profundidad.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SENSIBILIDADES

La madre del menor no se percató de lo sucedido, pero afortunadamente, los obreros que trabajaban en una construcción cercana notaron cuando el niño cayó en el interior del pozo y corrieron de inmediato a ofrecer su ayuda para rescatarlo.

Llamaron a las autoridades policiales para que asistieran en la complicada labor de sacar al pequeño, que además de recibir el impacto de la caída también sufrió graves lesiones por una barra metálica que perforó su rostro, cerca de su ojo izquierdo, y atravesó su cuerpo.

Las imágenes eran desgarradoras, los rescatistas hicieron todo lo que estaba a su alcance para tratarlo con la delicadeza necesaria y sacarlo en las mejores condiciones posibles.

Finalmente, el niño fue trasladado a un centro hospitalario en Trujillo, al norte de Perú, donde un equipo de médicos especialistas de diversas áreas lucha para salvarle la vida.

La madre de Neimar habla quechúa, el idioma de la población aborigen andina, declaró ante los medios de comunicación que los médicos le dijeron que la barra metálica había dañado el corazón del niño, un pulmón y sus intestinos.

El pronóstico es reservado, los médicos unen sus esfuerzos para salvar la vida de este angelito que solamente quería jugar y fue sorprendido por una dolorosa tragedia.

Maribel Ramos, hermana del niño, relató entre lágrimas ante los medios de comunicación que “Mi hermano no le hacía daño a nadie, él no se merecía sufrir así, no merecía que le pasara nada”.

La madre de Neimar comentó desesperada que se descuidó un momento y el niño se precipitó al interior del pozo.

Ahora espera que su hijo logre ganar la batalla a pesar de las graves lesiones que sufrió tras el inesperado accidente.

Univisión

Esperamos que se recupere pronto, admiramos la valiosa labor de los héroes que trabajaron sin descanso para sacarlo lo más rápido posible. Cada segundo era importante para salvar a Neimar.

 Estaremos atentos a la evolución de este pequeñito, confiamos en que todo saldrá bien. Compartamos un mensaje de admiración a quienes salvaron a Neimar.