Celeste Ayala fue la protagonista de una imagen que conmovió a millones de personas alrededor del mundo, uno de sus compañeros tomó una foto de la agente de policía que decidió amamantar a un bebé que estaba en el hospital y que sufría un severo cuadro de desnutrición.

Desde que su colega compartió la foto en su perfil de Facebook se hizo viral, y la oficial de policía se ganó la admiración de muchos por su solidario gesto.

Después de que la historia causara revuelo ella ha ofrecido declaraciones a los medios de comunicación para relatar lo sucedido. “Los chicos tenían sarna”, dijo la oficial de policía.

Quiero hacer público este gran gesto de amor que tuviste hoy con ese bebito, que sin conocerlo no dudaste y por un…

Publicada por Marcos Heredia en Martes, 14 de agosto de 2018

Ella pidió autorización a los médicos para amamantar a una bebé tras escuchar su llanto desconsolado y percibir que tenía mucha hambre.

La menor, quien inicialmente se pensaba que era un varón, era uno de los seis hermanos que fueron retirados de su hogar por los servicios de protección al menor porque estaban sobreviviendo abandonados en condiciones deplorables.

Los padres eran adictos a las drogas, tres de los niños estaban ingresados en el Hospital de Niños de La Plata el pasado 14 de agosto con cuadros de desnutrición, sarna y otras afecciones.

Celeste comentó sobre la bebé que alimentó: “Me acariciaba, necesitaba que la abrazara un ratito”.

“Los chicos tenían sarna”, comentó, ingresaron al hospital con asistentes sociales de Berisso. Estaban muy mal, tenían sarna, los separaron de sus padres porque estaban en estado de abandono. Ayudamos a los niños, los llevamos a la guardia para que fueran atendidos y comenzamos a jugar con ellos”.

Aseguró que el objetivo es lograr que sus padres se rehabiliten por completo para que puedan volver a vivir con ellos.

“Cuando los niños se bajaron del auto en el hospital ahí se encontraban los padres, que los habían seguido corriendo. Había que sacarlos e ingresarlos en el hospital, pero los padres no querían. La madre es la madre. La unión que tienen es lo único que los protege”, dijo la oficial de policía relatando la llegada de los pequeños al centro de salud.

“El hermano mayor tiene nueve años, entiende todo lo que está ocurriendo y sufre muchísimo. Es terrible. Tres de ellos están internados, y los otros tres permanecen en un hogar de cuidado. Hay que esperar que sus padres se recuperen”.

La oficial de policía contó los detalles del momento en el que decidió alimentar a la bebé de seis meses, la menor de los hermanos. “Cuando volvimos del recorrido, escuchamos que lloraba el bebé. Le dije a la chica de Asistencia Social que me parecía que la criatura tenía hambre, le estaba dando como una masita y la bebé se ponía un dedo en la boca. Le pregunté si quería que le diera la teta, porque tengo una nena de un año y me dijo que sí”.

Después que la alimentó la pequeña se calmó y no la quería soltar.

Facebook

Celeste comentó que al hospital han llegado muchas donaciones para los hermanos, “los visitamos todos los días, los abrazamos, los saludamos”, dijo la oficial de policía que después de su solidario gesto fue condecorada y ascendida a sargento.

Se merece un reconocimiento por su acto heroico que demuestra su compromiso en el desempeño de su profesión por preservar la vida de los ciudadanos. ¡Compártelo!