La religiosa colombiana Gloria Cecilia Narváez Argoti, de 56 años, fue secuestrada por un grupo yihadista en Malí hace un año.

El grupo de terroristas que la tiene en cautiverio publicó un video como una prueba de vida donde la religiosa pide al Papa que haga “hasta lo imposible” para lograr su liberación.

Se presume que el video fue grabado en el mes de diciembre porque ella se refiere a la época de la Navidad y a la gira del Papa Francisco por América Latina.

Las escenas fueron publicadas por la agencia privada de prensa Al Akhbar, la religiosa habla en francés y pide ayuda para su liberación recordando que el 7 de febrero se cumplió un año de su secuestro en una iglesia.

Cuando el video está a punto de terminar, los secuestradores condenan a la “fuerza que ocupa la región para entorpecer las negociaciones para cerrar el caso de Gloria Narváez”. Les proponen llegar a un acuerdo por medio de organizaciones benéficas independientes ajenas a la fuerza colonialista.

El lugar donde fue secuestrada la religiosa, al sur de Mali, en una zona rural de África, ha sido el blanco de numerosos ataques yihadistas en las fronteras con Costa de Marfil y Burkina Faso, así como en el centro y el norte del país.

En septiembre del año pasado, las autoridades colombianas declararon que trabajaban con “organismos de inteligencia, especialmente la misión internacional que hay allá liderada por Francia”, esa fue la información que declaró el director del Grupo Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía de Colombia, el general Fernando Murillo.

Además, comentó que la religiosa secuestrada tiene problemas de salud que afectan sus riñones y una pierna.

¿Por qué la religiosa fue secuestrada?

Gloria Narváez fue víctima de un conflicto en Malí, un enfrentamiento que ha captado la atención de la comunidad internacional. La religiosa, de la congregación de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada es acusada por miembros de Al Qaeda de “Despojar a los musulmanes de Malí de sus creencias religiosas y reemplazarlas por falsedades”.

La publicación del video coincidió con la visita del presidente de Francia Emmanuel Macron, quien se reuniría con los jefes de Estado de Malí, Chad, Mauritania, Nigeria y Burkina Faso.

Además de la religiosa, el grupo terrorista también secuestró a una mujer francesa Sophie Petronin, quien trabajaba en un programa para disminuir la desnutrición infantil.

El presidente de Francia dijo comprometido que pondría su energía en erradicar a los secuestradores a quienes calificó de terroristas y asesinos.

Las organizaciones terroristas viven del dinero que obtienen a través del rescate de sus víctimas.

En Malí sufren una horrible crisis, un golpe de Estado acabó con el mandato de su presidente Amadou Toumani Touré, el vacío de poder generó una grave crisis política, de la que se aprovecharon los islamistas para crecer territorialmente y ganar poder.

Francia y la ONU decidieron intervenir, crearon una misión para los cual 12 mil cascos azules fueron enviados con el fin de proteger a los civiles negociando la estabilidad política. Es la misión más peligrosa de la ONU.

Infobae / EP

Para Francia representa un grave peligro que los yihadistas de Malí expandan su control hacia otros territorios causando inestabilidad en otros países.