El tiroteo perpetrado la noche de ayer en Las Vegas es el que ha tenido más víctimas mortales en los últimos años en Estados Unidos, las autoridades lograron identificar al autor de la masacre quien se suicidó antes de ser aprehendido por la policía en su habitación.

Recientemente, el Estado Islámico ha informado a través de un comunicado que el asesino es un soldado que se radicalizó al islam hace unos meses. El movimiento terrorista hizo el anuncio aclarando que el asaltante quiso responder a la convocatoria yihadista de atacar a otros países que sean miembros de la coalición internacional que pretende acabar con el Estado Islámico en Irak y Siria.

Según los últimos reportes, el tiroteo ha dejado a más de 400 heridos y 58 fallecidos, el agresor Stephen Paddok, abrió fuego contra las personas que se encontraban cerca del hotel Mandalay Bay Casino en un festival de música country Route 91 y disparó durante 10-15 minutos de forma ininterrumpida.

Las autoridades policiales están buscando a la mujer que lo acompañaba para comprobar la relación que mantenía con el atacante. Su nombre es Marilou Danley y no han podido dar con su paradero.

Sobre el autor de la masacre se conoció que tiene 64 años, es un jubilado que residía junto a un campo de golf en Mesquite, Nevada, desde el pasado 28 de septiembre se alojó en una habitación del complejo hotelero en el piso 32 desde donde planeaba perpetrar el ataque.
En la habitación las autoridades hallaron su cuerpo sin vida, y por lo menos ocho armas de fuego.

Los familiares del atacante están desconcertados con lo que hizo, Eric Paddock, su hermano, declaró ante un medio de comunicación local: “No tenemos idea de qué ocurrió. Es como si un asteroide hubiese hecho impacto sobre la familia”.

Su hermano aseguró que “Era un tipo normal, algo se quebró en él, algo ocurrió. Estamos en estado de shock”.

También comentó que a su hermano le gustaba asistir a espectáculos en Las Vegas y realizar apuestas en los casinos. Stephen no tenía antecedentes policiales, nunca había sido arrestado. Era contador público y también tenía licencia de piloto, le gustaba la caza mayor, le otorgaron un permiso que solicitó para realizar esa práctica en todo el territorio de Alaska.

Mirror

La masacre ha sido horrible, las 22.000 personas que asistieron al evento sufrieron momentos de pánico al escuchar las detonaciones aproximadamente a las 10 de la noche.

El mundo está consternado ante esta trágica noticia, han sido demasiados hechos de violencia los que se han registrado recientemente en muchas partes del mundo. ¡Ya basta! Comparte esta información.