Es lamentable que las estadísticas de crímenes violentos sigan siendo tan alarmantes, pero muchos se valen de la violencia para atentar contra otras personas.
Esta noticia ha causado conmoción, un hombre fue brutalmente asesinado en un barrio popular de Santa Marta, Colombia en plena calle y ante la mirada de muchos testigos que presenciaban cómo agonizaba tras recibir una fuerte golpiza.

El video de la escena se propagó rápidamente en las redes sociales, y además de generar una ola de indignación contra el acto de violencia, muchos comentaron que ninguno de los que estaban presenciando el linchamiento hizo algo para ayudar al agredido.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SENSIBILIDADES 

El hombre fallecido respondía al nombre de Rafael Alejandro Viloria Franco, de 42 años, y entre sus amistades lo apodaban “El Flaco”, tenía 42 años y trabajaba como vigilante en el barrio El Parque de la capital del Magdalena.

La familia de la víctima está desconsolada, y piden que se haga justicia. De acuerdo a la información reportada por las autoridades policiales, el hombre murió al ser linchado por una banda de ladrones que en días pasados robaron sus pertenencias.

Hace aproximadamente dos semanas, los ladrones lo despojaron de su salario y de su teléfono móvil. El pasado domingo en la mañana, Rafael fue al barrio para buscar un dinero que le prestarían pero sorprendió a los delincuentes y les reclamó.

Todo comenzó con insultos y agresiones, pero Rafael se defendió y le causó una herida en la espalda con un arma blanca a un presunto miembro de la pandilla identificado como Guillermo Jaramillo Ríos.

Este, llamó a un grupo de amigos y comenzó a perseguir a Rafael por las calles hasta que finalmente lograron capturarlo y tumbarlo para comenzar a agredirlo. Le arrojaron piedras hasta hacerlo caer, de inmediato apareció un joven sin camisa y con un pantalón corto de blue jean para dejar caer sobre la cabeza de la víctima una piedra muy pesada que le causó una grave fractura y una hemorragia.

Los vecinos pensaron que dejarían las agresiones, pero apareció otro joven que lanzó una piedra sobre el rostro de Rafael que agonizaba entre mucha sangre sobre la calle.

El hombre se encontraba bajo los efectos del alcohol cuando se dirigió al lugar donde estaban los atacantes reclamándoles por el robo del que fue víctima.

 “El hombre no sabía que la banda de jóvenes también estaba ingiriendo bebidas alcohólicas y bajo los efectos de las drogas, cuando lo vieron se armaron con piedras y lo atacaron hasta que le causaron la muerte”, declaró uno de los agentes de la Policía de Santa Marta.

Los miembros de la banda delictiva fueron reconocidos como El Canoa, y El Guille, ya fueron capturados por la policía y están a la disposición de la Fiscalía. Pero en el acto participaron aproximadamente diez jóvenes.

Los habitantes del barrio están aterrorizados por las actuaciones del grupo de pandilleros, la desgarradora escena del linchamiento del vigilante fue grabada por vecinos que observaban consternados lo que ocurría.

Rafael falleció por heridas de arma blanca en el tórax, en la espalda y una grave herida en la cabeza causada por el impacto de una piedra.

“Fue horrible, lo atacaron con todo, pero quién se iba a meter con estos muchachos que consumen drogas en el parque y amenazan a todo el mundo. Llamamos a un agente pero no llegaron a tiempo. Alguien tiene que hacer algo para controlar esta situación, no puede haber más muertes ni atracos en el barrio”, comentó uno de los vecinos que prefirió mantenerse en el anonimato por temor a represalias.

El coronel Gustavo Berdugo, jefe de la Policía Metropolitana de Santa Marta, rechazó el hecho e informó que detuvieron a dos de los involucrados.

En la imagen el fallecido Rafael Viloria:

Univisión

“Estamos adelantando la investigación para establecer las causas reales de los hechos que se presentaron. Al parecer se trató de una riña. La Fiscalía está trabajando para emitir las órdenes de captura por homicidio agravado de los otros implicados en el fallecimiento de Rafael”.

Nada podrá recuperar la vida de este hombre ni darle consuelo a sus familiares, pero esperamos que se haga justicia y que todos los responsables paguen por el atroz crimen que cometieron. No deberían salir de la cárcel porque exponen a graves peligros a toda la comunidad. 

Comparte esta estremecedora noticia y alza tu voz contra la violencia.