Valdir Segato es un hombre de 48 años que ha sorprendido a todos por su apariencia, su musculatura lo ha convertido en “el Hulk brasileño”, se inyecta aceite para aumentar el volumen de su musculatura a pesar del peligro que representa para su salud.

Desarrolló una adicción al Synthol, una sustancia que hace que crezcan sin medida sus músculos, el exceso de inyecciones de esta sustancia puede tener como consecuencia la amputación de las extremidades.

Pero nada de eso parece importarle a Vladir, que se dedica al sector de la construcción en Sao Paulo y sueña con romper un récord por el diámetro de sus bíceps, para lograrlo se inyecta diariamente grandes cantidades de aceite.

Actualmente pesa 80 kilos, y ha hecho que sus bíceps crezcan de manera considerable, después de vencer la adicción a las drogas decidió inscribirse en un gimnasio y comenzar un régimen de entrenamiento para mejorar su cuerpo y su calidad de vida, para ese entonces pesaba 50 kilos.

Los médicos le han alertado sobre las fatales consecuencias que podrían tener sus hábitos advirtiéndole que podría perder los brazos o incluso morirse, pero Valdir asegura que no le importa.

“Los médicos me piden que me detenga, pero es mi decisión hacerlo porque me gusta”.

Alega que seguirá inyectándose diariamente y asistiendo al gimnasio para que sus bíceps logren alcanzar los 79 centímetros de diámetro y ocupar el puesto de Moustafa Ismail, el hombre que rompió el récord Guiness de los bíceps más grandes del mundo.

Su sueño es ser más grande que Hulk y ser famoso en todo el mundo por la grandeza de sus músculos.

Así que no dejará de inyectarse varios tipos de aceite ni de asistir al gimnasio.

Valdir relató que el actor de Hollywood Arnold Schwarzenegger fue su inspiración para proponerse esta meta, el afamado actor se dedicó al fisicoculturismo en la década de los 70.

La familia del “Hulk brasileño” está preocupada por su salud, pero no hay nada que pueda alejarlo de su sueño de romper el récord y convertirse en el más musculoso del planeta superando al hombre que egipcio que tiene bíceps de 79 centímetros de diámetro.

Esta obsesión es más común de lo que parece, también se dio a conocer en los medios de comunicación el caso de dos hermanos de Brasil llamados Tony y Álvaro.

Es importante contar con la asesoría de un médico al momento de consumir o inyectar cualquier sustancia en nuestro organismo con fines estéticos o de salud.

Daily Mail

Ojalá que este hombre logre tomar conciencia sobre el daño que se está haciendo antes de que sea demasiado tarde, comparte su caso.