Los crímenes por venganza o por problemas personales son unos de los más comunes en el mundo, muchas personas deciden tomar la justicia por sus propias manos o acabar con la vida de otro por haberlo perjudicado de alguna manera. Estos son hechos inaceptables, que terminan volviéndose un círculo vicioso en el que asesinos de diferentes bandas comienzan a cobrar una vida por otra.

Lamentablemente, ocurre en todos partes del mundo, en cualquier estrato social y parece que estamos lejos de encontrar la paz.

Los hechos que ocurrieron recientemente en la India, nos dejan sin aliento, en una aldea en Meerut, de Uttar Pradesh. Dos ancianas se encontraban reposando tranquilamente en el frente de su casa, cuando llegaron unos sicarios a convertir la escena en algo realmente violento que terminó con la vida de una de ellas.

Tres hombres jóvenes y fuertes arremetieron sin piedad contra la anciana de 60 años.

El primero llega y le dispara directamente al pecho, ella intenta levantarse, pero llega una segundo hombre y le dispara al rosto y un tercero que también comienza a descargar su arma sobre ella. Las armas parecen rudimentarias y poco potentes, por lo que la anciana intenta incorporarse en varias ocasiones.

Su compañera que permanecía inmóvil, se va lentamente y con expresión incrédula después de que uno de los hombres le hiciera señas para que se fuera.

La mujer identificada como, Nichettar Kaur, quien no tenía ni las fuerzas para luchar, ni la agilidad para huir, fue masacrada por tres hombres que le propinaron 10 tiros en total. Al final, de la escena los tres se ensañan y le disparan al mismo tiempo y en el rostro, finalmente huyen y la mujer queda inmóvil en el catre en el que minutos antes descansaba apaciblemente.

Mientras esto ocurría, su hijo Balwinder, también estaba siendo asesinado por otros sicarios en su casa.

NDTV / Youtube

Nichettar y Balwinder, tenían que testificar ese día como testigos del asesinado del esposo de la mujer, en 2016. Aparentemente se trataba de una disputa familiar y ambos habían recibido varias amenazas en los días previos, para hacerlos desistir de la idea de testificar.

Hasta el momento hay una persona detenida y cinco policías suspendidos a causa de este suceso, se cree que familiares cercanos puedan estar implicados en este brutal asesinato. La ambición y el resentimiento pueden sacar lo peor de los seres humanos.

Comparte esta historia con todos tus contactos y esperemos que los responsables sean castigados.