Para muchos, los muñecos sexuales son una atractiva alternativa al momento de buscar placer sin tener contacto con otra persona, o incluso para simular una relación de pareja.

El caso de Masayuki Ozaki,un fisioterapeuta de 45 años, es una muestra de que algunas personas son capaces de percibir un muñeco sexual como algo mucho más profundo que tener encuentros eróticos. Él es uno de los hombres de Japón que asegura tener una relación con su muñeca de silicona a la que llama Mayu. Puedes recordar nuestra publicación aquí.

Cada año se venden muchos muñecos de este tipo a un precio que asciende hasta los 6.000 dólares, y los fabricantes se esmeran por hacerlos semejantes a los seres humanos agregándoles características especiales como la textura de la piel, cambios de temperatura, entre otras cosas.

Recientemente, salió a la luz un muñeco hiperrealista que promete “estar dotado de un sistema de inteligencia artificial”, además, el fabricante asegura que será mejor que usar un vibrador.

La compañía Real Dolls ha impresionado al mercado con sus muñecos de silicona que cada vez parecen adquieren más realismo, se pueden catalogar como “robots sexuales”, juguetes que poseen inteligencia artificial.

El muñeco forma parte de un proyecto llamado Realbotix, puedes visitar la cuenta de Instagram de la empresa aquí, han publicado imágenes de cómo sería el modelo de su nuevo juguete sexual masculino para dar a conocer su apariencia.

El fundador de la compañía, Matt McMullen declaró en una entrevista que ofreció a los medios de comunicación que el juguete saldría al mercado durante este año, aunque no especificó la fecha del lanzamiento.

Las redes han enloquecido desde que salieron a la luz las fotos del juguete sexual que promete causar sensación y batir récord de ventas.

La marca ha fabricado dos muñecos masculinos con las características convencionales con precios que oscilan entre los 6.000 dólares, y su nueva propuesta tendría un precio aproximado de 15.000 dólares.

El muñeco tendría un “pene biónico” que haría mejores funciones que un vibrador. Se podría encender y dejarlo actuar por tiempo indefinido, tendría también un sistema robótico en su cabeza que se sincronizaría con una aplicación de inteligencia artificial.

Así sería posible que el usuario pueda darle una personalidad a su juguete sexual, humanizándolo con las características de su preferencia. Los creadores de los muñecos hiperrealistas aseguran que será casi imperceptible la diferencia de tener un encuentro sexual con otra persona.

Clarín

“Serán los muñecos sexuales más realistas que se puedan imaginar”, aseguró un representante de la marca.

¿Tú qué opinas? No te vayas sin compartirlo con tus amigos.