A pesar de que se ha trabajado para combatir el racismo todavía algunas personas mantienen arraigada esa tendencia de rechazar y discriminar a aquellos que tienen una condición diferente.

Recientemente, se volvió viral un incidente en el que podemos apreciar y sentir casi en carne propia lo cruda y cruel que puede ser una persona racista, este momento de discriminación fue capturado en vídeo y, a pesar de solo durar unos 16 segundos, te hará sentir en tu propia piel el racismo.

Ángela Gómez, quien se encontraba en el popular parque Six Flags ubicado en San Antonio, Texas mientras compartía un día agradable con su familia celebrando una fiesta de cumpleaños sin imaginarse que sucedería algo que les arruinaría el día por completo.

alongforthetrip.com

Esta mujer de origen latino se disponía a sentarse en una mesa a comer con su familia cuando un niño desconocido se sentó en la misma mesa. Debido a que esa “ya era su mesa”, la mujer le pide al niño de manera amable que abandone el lugar donde ella y su familia iban a comer.

Segundos después de realizar esto, la madre del pequeño saltó sobre Ángela para insultarla; no se trataba de una madre indignada que quería defender a su hijo sino de un acto cruel y racista.

De la manera más racista y despectiva que pueden imaginarse esta mujer llamó “wetback” a Ángela, cuya traducción significa espalda mojada; este término se utiliza para llamar a las personas que han cruzado la frontera de Estados Unidos de manera ilegal.

Para la fortuna de Ángela, este cruel momento que tuvo que presenciar fue capturado en escenas en las que se aprecia el acto de racismo.

Rápidamente, el vídeo fue subido a las redes y compartido entre muchos usuarios de Facebook, en poco tiempo alcanzó 1 millón de reproducciones y dos mil comentarios.

Ángela fue invitada a la estación de noticias locales KENS-TV y confesó que cuando se mudó a San Antonio hace 6 años jamás imaginó tener que presenciar un momento como este y que es la primera vez que le sucede.

kgw / Youtube

“Es muy triste que la gente aún piense así”, dijo Ángela, agregando que no entiende cómo la gente tiene este tipo de comportamientos en lugares donde hay niños.

El parque Six Flags por su parte emitió una disculpa diciendo que son intolerantes a este tipo de comportamientos y que lamentan que sucediera dentro de sus instalaciones, disculpándose con las personas ofendidas por el incidente.

Es lamentable ver el racismo tan crudo por parte de algunas personas, incluso hoy en día cuando se ha hablado tanto al respecto. Esperamos que estas conductas se extingan con el tiempo.

¿Qué opinas de este tipo de comportamiento? Déjanos tus comentarios y recuerda compartir esta importante noticia.