Los animales pocas veces atacan a los hombres, especialmente si se encuentran solos frente a un grupo de personas. Pero así como los hombres hemos sido violentos con ellos, los animales, a veces, no pueden evitar sentirse amenazados y reaccionar violentamente.

Especialmente los animales salvajes que han sido ferozmente cazados como los elefantes.

Los elefantes han perdido el 62% de su población en la última década y podrían extinguirse para el 2030.

Y quizás esto explica el comportamiento de un elefante que, enojado pisoteó a un hombre hasta matarlo en India.

Como muestran las imágenes uno de los hombres incluso se metió al agua.

Pero el elefante se volvió a defenderse de los ataques.

Los persiguió hasta que alcanzó al campesino.

Krishnappa tenía 56 años y había ido al lago Belkonglu donde una manada de elefantes estaba congregada.

El pasado sábado, lo pobladores se acercaron para alejar a los elefantes que habían llegado hasta lo campos cultivados y estaban comiendo la cosecha.

Habían puesto la denuncia a las autoridades del lugar pero no habían hecho nada para alejar a los animales. Pero los oficiales no habían concurrido nunca al lugar y decidieron ahuyentarlos ellos mismo, por lo que fueron todos al lago. Eran alrededor de 200 personas, incluso concurrieron con niños.

Según muestran las imágenes filmadas por un celular, la multitud intentaba sacar a la manada del lugar gritándoles, tirándoles piedras y petardos a sus patas.

Estas son las impresionantes imágenes.

Krishnappa, un campesino de Kurubur de Bangarapet, en el sur del estado de Karnataka, fue atacado por uno de los elefantes que él intentaba sacar del lugar a piedrazos.

La manada estaba dentro del agua y uno de ellos se salió del grupo y fue directo a la multitud, donde estaba el campesino, que cayó al piso corriendo para salvarse del elefante, que comienza a pisarlo.

Al día siguiente, cientos de ciudadanos fueron a su funeral y el Departamento de Bosques de Andhra Pradesh indemnizará a la familia con 5,520 libras (6.225 euros).

Más de 200 personas intentaron alejar a la manada.

Ese sábado, el personal del departamento de Andhra Pradesh y Karnataka manejaron la manada y la sacaron del lugar para guiarla al bosque.

Se estima que cada día matan a 100 elefantes para robarles el marfil, para comer su carne y vender sus partes, haciendo que sólo queden 400.000 ejemplares en todo el mundo, según consigna la organización World Elephant Day.

El insaciable mercado de los productos de marfil en el mercado asiático hace que se genere un comercio negro extremadamente millonario que ha hecho que en los últimos años se hayan asesinado a 10 millones de elefantes africanos.

En la actualidad, la población masculina de elefantes es la mitad de la femenina, puesto que son los machos maduros los que tienen los cuernos más grandes y largos. Esto ha alterado la cantidad de nacimientos y, este 2017, nacieron menos elefantes de los que fueron asesinados.

¿Qué te parece esta situación? Danos tu opinión y comparte la nota para que más personas conozcan de este caso.