La apariencia física es importante para muchas personas y sobre todo si se dedican al mundo del modelaje o de la belleza porque gracias a imagen tendrán mayores oportunidades.

Uno de los factores en contra de estas carreras profesionales es que la apariencia física puede deteriorarse por factores externos, como por ejemplo, la edad. Sin embargo, el cambio drástico que sufrió la modelo rusa, Eleonora Kondratyuk, fue más devastador.

La modelo originaria de Sochi, Rusia, ganó el segundo lugar de un concurso de belleza de su ciudad natal a los 18 años, pero meses después de su participación fue atacada con ácido sulfúrico mientras caminaba por una playa.

El cruel ataque lo propinó un antiguo pretendiente amoroso que ella rechazó porque no le gustaba. Kondratyuk recuerda que horas antes de ser agredida, una mujer la llamó para preguntarle si había cambiado su percepción del hombre que la atacó; ella respondió negativamente y minutos después fue víctima de las horribles quemaduras.

Mientras ella caminaba en la playa, un hombre la tomó por el cabello, la haló hacia atrás y esparció el ácido en su rostro y en su cuerpo. La modelo de belleza quedó gravemente desfigurada.

Ella estaba en su mejor momento, pero tan solo con 18 años tuvo que enfrentarse a su nueva realidad.

La joven quedó casi ciega a consecuencia del ataque, además, parte del ácido entró por su boca causándole graves quemaduras en su esófago, estómago y el tracto respiratorio.

Los médicos han intentado ayudar a la chica con múltiples operaciones para la reconstrucción de su rostro y también para mejorar su comprometido estado de salud.

Su mejoría ha sido lenta y ha requerido más de 200 intervenciones quirúrgicas, pero después de dos años en el anonimato, la modelo ha vuelto a salir a la luz para la publicación de su libro ‘I Chose Life(Yo elegí la vida).

En el libro trata de motivar a las mujeres jóvenes para que disfruten la vida como a ellas les parezca, que no se dejen manipular por la manera en que los medios retrataron la noticia haciéndola a ella responsable de ser bonita o de participar en un concurso de belleza.

Daily Mail

Aún Eleonora no conoce de dónde provino la crueldad del hombre (del cual prefiere ocultar la identidad) para que realizara un acto tan horroroso como este, pero ella no se esconderá ni se sentirá vencida por la difícil situación.

Ahora, Eleonora es escritora y psicóloga, y muestra con orgullo su nuevo rostro como símbolo de esperanza, de que todo puede mejorar y que nadie puede hacernos daño.

Comparte este inspirador caso de superación con tus seres queridos, debemos aprender de Eleonora a superar las adversidades y condenar la violencia.