“Ser trabajadora sexual me convierte en un mejor padre”, este es el testimonio de Elle Stanger, de 31 años, residente en Portland, Oregón. Ella se define a sí misma como muy maternal y no solo con su hija, sino también con sus clientes.

Cuenta cómo su trabajo la hace tener mucha empatía para su hija pues es más comprensiva. Esta mujer dice que la experiencia de trabajar en este mundo la ha convertido en una mujer muy empática y comprensiva, y se llama a sí misma “terapeuta de ropa interior sin licencia”.

Elle Stanger trabaja como stripper, además de ser escritora erótica y anteriormente haber trabajado en servicios de cámara web, Elle tiene una hija de 5 años, esta orgullosa mujer se siente muy feliz por lo que hace y no se avergüenza de su trabajo; por el contrario, dice que su trabajo la hace mejor madre.

Siento que ser trabajadora sexual me convierte en una mejor mamá porque he desarrollado un mayor sentido de empatía. Significa que soy responsable de crear un ser humano que sea mejor para el mundo”, dijo Elle Stranger.

Elle se proclama a sí misma como feminista y es la organizadora de una marcha en pro de la mujer; dice que, debido a su trabajo, su hija estará mas consiente del mundo que la rodea y que tendrá los pies en la tierra. A pesar de tener un empleo señalado por muchos, Elle no se deja amedrentar por los comentarios y críticas de otros padres, pues siente que hace el mejor trabajo con su pequeña.

Creo que las personas no confían en que podría criar a mi hija en un entorno educativo, seguro y estructurado porque están proyectando sus propios miedos sobre mí”, agregó.

Pero ella sabe que su trabajo no debe ser visto por niños pequeños por lo que asegura que no trabaja a la vista de su hija, “nadie quiere ver a sus padres haciendo esto”.

Esta orgullosa madre y trabajadora asegura que con su trabajo ayuda a mucha gente a liberarse de mucho estrés, además de afirmar que puede ser una madre responsable y tener este empleo al mismo tiempo sin tener que vincularlos el uno con el otro.

Pero Elle no solo se describe a sí misma como buena madre, ella de verdad cree que gracias a su trabajo puede conocer más a la gente, saber cómo piensan y cómo actúan, y esto la hace generar mucha empatía con sus clientes y con otros a su alrededor.

Para ella, en este trabajo aprendió más de lo que pudo haberlo hecho en la escuela de Psicología, siente que su trabajo es terapéutico y que ayuda a muchos con lo que hace, se siente muy orgullosa de ayudar pues para ella es casi una experiencia sanadora.

Mucha gente SE NIEGA A buscar terapia porque les da vergüenza. Creo que es mucho más fácil para un chico hablar con una chica guapa en ropa interior por 20 dólares la canción”.

Actualmente Elle trabaja como stripper en Lucky Devil Lounge, en Portland, para ella, este trabajo es increíble y ayuda a los demás; y por sus horarios de trabajo dice que puede ser madre de tiempo completo.

Daily Mail / Metro

Puedes ver una entrevista que le realizaron a Elle Stanger en inglés acá (si no entiendes inglés puedes activar los subtítulos):

Sus amigos dicen que es una madre excelente y que haría todo por el bienestar de su hija, está orgullosa de lo que hace y siente que con esto no simplemente se gana la vida, sino que contribuye con muchas personas en la sociedad sin importar si es señalada o mal vista.

Comparte con tus amigos la maravillosa historia de Elle, una orgullosa madre.