Los mayores deben ser tratados con respeto, reconociendo con gratitud los años en los que nos han entregado su cariño, y esfuerzo. Con el tiempo, van perdiendo las habilidades físicas, su salud sufre estragos que en algunos casos afectan su memoria, sus destrezas motoras, desarrollan trastornos de sueño y otras afecciones.

Para eso, sus seres queridos están alrededor con paciencia y amor comprendiendo su condición. Pero lamentablemente esto no sucede en todos los casos, porque algunos no saben reconocer el tesoro que representan los abuelos.

Hay algunas familias que no pueden asumir el cuidado de los mayores, y acuden a instituciones que ofrecen el servicio de velar por su salud y bienestar atendiéndolos a tiempo completo.

Desde que este video se publicó en las redes sociales ha causado una ola de indignación y rechazo por el acto de maltrato que sufre un abuelito.

Las escenas fueron grabadas por una vecina de la localidad bonaerense de San Pedro, en Argentina, quien captó el momento en el que una empleada de un instituto geriátrico intentaba trasladar a un abuelo que se había escapado mientras lo empujaba y golpeaba con violencia.

Se pudo conocer que el agredido había sido recluido en la institución por la secretaría de Desarrollo Humano de la localidad después de que las autoridades lo encontraran viviendo en situación de calle.

Después de estar ingresado en la residencia para mayores, él logra salir del recinto y la mujer lo intercepta para hacer que regrese.

“Vas por las malas o las buenas, tú eliges”, son las palabras de la empleada que por la fuerza trata de trasladar al anciano de nuevo al recinto.

“Si no, te llevo a la rastra”, aseguró la mujer, una usuaria de Facebook envió el video a la un medio de comunicación local para su difusión denunciando el maltrato.

De acuerdo a información suministrada por la Organización Mundial de la Salud, uno de cada seis ancianos sufre maltrato.

Quienes trabajan en instituciones de cuidado de personas dependientes y vulnerables deberían ser estrictamente vigiladas y comprobar que gozan de buena salud mental para atender a los pacientes con el respeto y cariño que merecen.

El secretario general de Federación Argentina de Gerontología y Geriatría aseguró que la situación en Buenos Aires sobre el cuidado de los mayores en instituciones no era buena.

TN

Acotó también que “Como la demanda es mayor que la oferta, hay un montón de geriátricos que no están habilitados y son clandestinos”.

Esperamos que las estremecedoras escenas de la agresión sirvan para crear consciencia, no hay ninguna justificación para tratar con violencia a nadie, menos a una persona mayor.

No te vayas sin compartir esta estremecedora escena, esperamos que logren identificar a la agresora y se haga justicia.