Indonesia fue testigo de un acto de crueldad animal que dejó enfurecida a la población. Dos hombres fueron arrestados por dispararle múltiples veces a un orangután, cortarle la cabeza y deshacerse del cuerpo tirándolo a un río. Los dos hombres, uno de 41 y el otro de 32 años de edad, admitieron haber asesinado al orangután de borneo en “defensa propia”.

Las fotos del orangután desechado en el río, quemado, decapitado y de cuyo cuerpo fueron extraídas 17 balas, no tardaron en llegar a las redes lo que causó la indignación de los activistas protectores de los derechos animales.

“Los acusados se defendieron de sus acusaciones clamando que fue un acto guiado por el miedo ya que fueron sorprendidos por el enorme animal”, dijo el jefe de la policía central de borneo, Anang Revandoko, quien agregó que la investigación seguía en pie.

Los orangutanes son una especie de primate que puede llegar a medir el tamaño de un ser humano y tener una fuerza bastante considerable en sus brazos, lo cual podría dañar fácilmente a una persona; sin embargo, es bien sabido que los orangutanes son pacíficos y muy rara vez atacan a los seres humanos a menos de que se sientan fuertemente amenazados.

Los hombres dicen haberle disparado al animal varias veces, pero este no murió de inmediato por lo que decidieron decapitarlo. Enterraron la cabeza del animal en el patio trasero de su casa y desecharon el cuerpo tirándolo al RÍO”, describe el jefe Revandoko.

En las investigaciones se recuperó un machete, el arma que se presume fue usada para decapitar al animal. Además, los lugareños no solo matan a estos animales frecuentemente, sino que también suelen tomar sus crías para venderlas como mascotas.

Daily Mail

Las leyes de protección animal en indonesia son muy estrictas, más aún cuando es un suceso referente a animales en peligro de extinción como es el caso del Orangután de borneo que se encuentra en peligro crítico según la asociación internacional de conservación natural.

Lamentablemente quedan en libertad alrededor de 54 mil orangutanes en Borneo y aún menos en Sumatra cuyo número se encuentra por debajo de los 15 mil individuos, situación que no muestra señales de mejora gracias a la rápida expansión de plantaciones de aceite de palma las cuales son responsables de destruir su habitad en la selva.

Comparte con todos la realidad de los orangutanes y crea conciencia.