Un profesor de un centro educativo de Málaga ha sido detenido por la Guardia Civil tras ser acusado de abusar sexualmente de manera reiterada durante más de 3 años a una menor, que era su alumna.

El individuo ha entrado en prisión por orden judicial, sin posibilidad a fianza, después de las investigaciones llevaran al arresto del docente tras las denuncias de la madre de la niña, según las cuales habría sufrido abusos sexuales continuados por parte de su tutor desde que tenía 12 años, según informó la Guardia Civil.

La pequeña había sido víctima de un continuo acoso, llegando a recibir “más de 3.000 llamadas telefónicas del docente en un año, además de cientos de mensajes en las redes sociales y cartas de amor”, para presionarla e impedir así que decidiera terminar la relación cuando la niña había resuelto acabar con el tormentoso historial de abusos.

Los agentes practicaron una exploración a la menor y le dieron credibilidad “desde el primer momento” debido a las circunstancias en las que relató se cometieron los continuos abusos sexuales, ha explicado la Guardia Civil.

Los datos descriptivos que aportó la menor sobre las circunstancias de los abusos fueron “amplios” y las indagaciones confirmaron la veracidad de los hechos denunciados.

De acuerdo a la Guardia Civil, el profesor habría abusado de la confianza de la niña y de su autoridad para conseguir lo que quería durante 3 años.

Celos exacerbados le llevaron a ejercer un dominio y control total de sus actividades, llegando a imponerle “obligaciones diarias”, por las que el hombre debía saber qué hacía y con quién se encontraba la menor.

La presión fue tal, que la menor nunca fue capaz de contárselo a nadie, ni siquiera a sus propios padres, hasta que llegó un punto en el que se dio cuenta de la grave situación en la que se encontraba y decidió dar por terminado el calvario al que estaba siendo sometida.

Fue en ese momento cuando el profesor, viendo lo que se avecinaba, comenzó a acosarla aún más y a amenazar a cualquier compañero que se le acercara o tuviera contacto con ella.

Finalmente, la autoridad judicial, pudo detener al acosador e irrumpir en su domicilio para el debido registro.

Encontraron algunos dispositivos de almacenamiento digital, que contenía material relacionado con el acoso.

La autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión incondicional del docente por los delitos de abusos sexuales continuados, acoso sexual y corrupción de menores.

La investigación, llevada a cabo por el Equipo de Mujer-Menor (EMUME) de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, continúa abierta ante la posibilidad de que haya más víctimas.

Twitter / Guardia Civil / La Opinión de Málaga

Es inaudito que en un lapso de tiempo tan largo, ninguna autoridad escolar ni ningún adulto cercano al círculo de la menor se haya percatado de los abusos. Esperamos que este sea un precedente para que los padres estén alertas frente a la posibilidad de este tipo de brutales acosos. Y ojalá que las investigaciones avancen y caiga todo el peso de la ley sobre el enfermizo violador. La pequeña tendrá un largo camino que recorrer en su recuperación, pero por lo menos tendrá la tranquilidad de que su pesadilla ha terminado.

¡No podemos callar frente a estos abusos! Comparte esta noticia en tus redes.