Con apenas unas horas de haber nacido y con su cordón umbilical aun intacto, fue encontrado un bebé dentro de una bolsa de basura frente a un hotel en Tailandia.

Como es de esperar, fue llevado de emergencia al hospital mientras que las autoridades locales se encargaban de buscar a la madre para llevarla ante la justicia donde afrontará los cargos de abandono y negligencia infantil.

El bebé se encontraba a un lado de la carretera frente a un hotel en Phra Phutthabat, en el distrito de Sarburi, fue allí donde un conductor escuchó los llantos desconsolados del infante, por lo que rápidamente llamó a los servicios de emergencia que no tardaron en llegar.

Encontraron al bebé aun con manchas de sangre del parto, lo que hacía bastante obvio el hecho de que aquel niño no tenía más de un par de horas de haber nacido, algo que solo agrega aún más tristeza y enojo a todo el asunto.

Pesando tan solo 2.6 kilogramos, el infante fue llevado al hospital donde se le proporcionó una cama caliente para que pudiera descansar mientras la policía buscaba cualquier tipo de información o pista que los pudiera ayudar a encontrar a la madre de la criatura abandonada.

“El bebé estaba envuelto en una toalla dentro de una bolsa de basura cerca de la entrada del hotel. Creemos que apenas llevaba unas horas de haber nacido ya que su cuerpo estaba bañado en sangre, sin embargo, aún no contamos con más evidencias”, declaró el teniente coronel de la policía local.

Aunque no tienen más pruebas, se sospecha que el bebé probablemente es de una madre joven, la cual pudo haber quedado embarazada sin desearlo. Agregó:

La madre puede que pertenezca a una familia con problemas que no sea capaz de cuidar al bebé. Fue abandonado casi inmediatamente después de su nacimiento, antes de que pudiese formar ningún tipo de lazo con su madre”.

Daily Mail / The Sun

La policía espera de todo corazón que alguna persona amable adopte al bebé y le dé un buen hogar, mientras tanto continúan haciendo averiguaciones para llevar a la justicia a cualquiera que hubiese tenido algo que ver con el abandono del bebé.

Un caso muy parecido e igual de trágico se dio en Camboya, donde un recién nacido fue desechado dentro de una bolsa de basura. Lamentablemente, existen personas muy crueles en el mundo capaces de abandonar a sus hijos cuyo único crimen fue nacer.

Con algo de suerte, algunos de estos pequeños sin culpa logran encontrar una familia que realmente los quiera, esperemos que ese sea el caso de este pequeñito. Comparte este estremecedor rescate.