Los mercados de Indonesia comienzan a preocupar a muchos grupos activistas que levantan su voz en contra de la manera en que están traficando con perros y gatos para poder vender la carne de los animales a diferentes restaurantes o mataderos. Una investigación realizada por Dog Meat – Free Indonesia (DMFI) revela que esta práctica se lleva a cabo en cerca de 200 mercados del norte de la isla Sulawesi.

En los mercados de Indonesia no solo se venden inofensivas verduras frescas.

Sus investigaciones señalan que hay miles de animales que son trasladados a estos mercados cada semana, dando un total de más de un millón de animales que mueren en penosas condiciones a lo largo de todo el año.  Las cámaras pudieron capturar a los animales en unos sacos y con sus hocicos atados de manera tan fuerte que les dificulta la respiración; y luego mueren en condiciones muy crueles. Son golpeados fuertemente con bates en la cabeza, y muchos de ellos todavía se encuentran conscientes en el momento en que les aplican fuego con un soplete para quitarles todo su pelaje.

En estos mercados se maltratan perros y gatos para sacrificarlos y vender su carne.

El miedo y la preocupación se puede ver en los ojos de los animales que todos los años son secuestrados. Las investigaciones apuntan que muchos perros son tomados de la calle, pero que 9 de cada 10 son perros y gatos que fueron robados de sus casas por bandas que se dedican a buscar animales domésticos que se puedan vender en estos mercados.

Muchos de estos animales son mascotas que han sido secuestradas para venderlos por piezas.

Mientras que se encuentran en sus jaulas, los animales pueden atestiguar el duro proceso por el que se llevan a su compañero de jaula; y llenos de miedo no pueden hacer más que esperar su turno. El lugar está impregnado del olor del pelaje quemado y los aullidos de dolor que producen una marca inolvidable en quienes llegan a atestiguar estos dolorosos momentos.

Los humanos también salen perjudicados porque las malas condiciones sanitarias favorecen el brote de enfermedades.

Independent

Muchos de los animales se encuentran heridos y enfermos sin recibir ningún tipo de tratamiento, por lo que una de las peores consecuencias del auge de este mercado son las condiciones sanitarias en que esa carne es vendida; además de la propagación de la rabia de una manera incontrolable.

Muchas celebridades de renombre internacional como Cameron Diaz, Ellen De Generes, Simon Cowell, Brian May y muchos más, han firmado documentos en los que se le exige al presidente Joko Widodo la clausura de estos establecimientos y el reforzamiento de las leyes que velen por la protección de los animales.

Los animales son sacrificados a golpes y su pelaje es quemado con un soplete.

Las campañas que se enfrentan a estas terribles torturas alcanzaron especial fuerza en este año, que además ha sido marcado como el Año del Perro por el calendario chino. Son cada vez más las voces que se manifiestan en contra de tráfico de carne de animales y la crueldad a la que son sometidos con el único fin de poder obtener ganancias económicas con su trata.

Comparte esta historia para ayudar a promover la compaña de Dog Meat – Free Indonesia (DMFI) y lograr mejores condiciones para los perros y gatos en esta isla.