Elaine Morrall, de 38 años y madre de cuatro, fue hallada muerta en su hogar en Rucorn Cheshire, la mujer estaba usando bufanda y chaqueta ya que, según su madre, no tenía dinero suficiente para pagar la calefacción y ella acostumbraba apagar la calefacción hasta que sus hijos llegaran del colegio.

Aunque la causa de muerte no se ha revelado aun, los familiares piensan que puede estar relacionada a los problemas alimenticios y mentales que sufría Elaine, pues la mujer padecía de anorexia.

Recientemente, una campaña ha surgido para intentar recaudar fondos para el bienestar de los hijos de Elaine, desde que su madre, Linda, hubiese mandado cartas descorazonadas al concejal local en Halton.

En una carta abierta en Facebook ella escribió: “¿Cuántas personas tienen que morir antes de que el gobierno se dé cuenta de que está matando gente inocente? Mi hija vivía en la avenida Boston. Murió en la mañana del 2 de noviembre del 2017 en su casa, sola, tenía apenas 38 años, murió en el frio de su hogar ya que ella no encendía la calefacción hasta que sus hijos llegaran ¿Por qué? Porque era demasiado costosa, porque estaba seriamente deprimida, sufriendo de trastornos alimenticios y muchos otros problemas desde hace años”.

Linda continúa diciendo que, aunque no puede dar detalles de la condición que padecía su hija, Elaine se encontraba constantemente ingresando y siendo dada de alta en hospitales debido a su estado físico y emocional, sumado a esto también comenta que se le dijo repetidas veces que su condición no era razón suficiente como para recibir una pensión de desempleo, lo que solo empeoró su estado emocional y su nivel de vida cayo considerablemente.

Con toda esta información, Derek Twigg, quien ahora está trabajando con la familia para solventar todo este asunto ha declarado: “Este es un caso sumamente trágico y estoy tratando de ayudar lo más que pueda”.

Por otra parte, Rebecca Wolfe, madre soltera de 40 años, se sintió tan conmovida por la historia que decidió ayudar a recaudar alrededor 800 libras para ayudar con los gastos de la familia, esperando que puedan superar esta tragedia tan grande y seguir adelante; ella sabe perfectamente lo que es tener que cuidar hijos con pocos recursos, ya que uno de sus hijos sufre de autismo y el otro ha sido diagnosticado con cáncer de riñón.

Daily Mail / Independent

Nuestros mejores deseos van a la familia de Elaine y esperamos de todo corazón que sean capaces de seguir adelante a pesar de todos los obstáculos con los que se han encontrado desde la trágica muerte de la madre de 38 años, aún es incierto el futuro de sus hijos, pero con suerte serán puestos bajo el cuidado de la familia y no tendrán que ser separados en hogares adoptivos.

No olvides compartir esta trágica historia, a veces un gesto de solidaridad puede salvar una vida.