Mairead O’Neill, de 21 años, emprendió una exitosa carrera como modelo, trabajando para importantes agencias. Había logrado tener un lugar importante en el mundo de la moda y tenía un futuro prometedor.

Pero lamentablemente su vida se apagó de forma trágica e inesperada, el pasado lunes 15 de octubre los servicios de emergencia encontraron su cuerpo sin vida en su casa en Belfast, Irlanda.

Solamente pudieron confirmar su fallecimiento, las primeras hipótesis apuntan a que se habría quitado la vida ante la consternación y tristeza de sus familiares y amigos.

Según fuentes cercanas a la joven modelo ella no había podido soportar la muerte de su madre Karen Pelan que falleció de cáncer hace solo diez meses después de una dura batalla.

Sin embargo, las autoridades no encontraron pruebas suficientes en el lugar para comprobar si se trató de un suicidio o de un asesinato. El día anterior al suceso la joven salió de fiesta acompañada de varios amigos.

Minutos antes de morir, Mairead publicó un mensaje en su perfil de Facebook que ha conmocionado a sus seguidores, ella escribió:

“Si hay una cosa que les voy a decir. Nunca confíen en un mejor amigo”.

If there one things I’ll tell you.Never trust a best friend

Publicada por Mairead Leigha en Lunes, 15 de octubre de 2018

Cathy Martin, la directora de la agencia de modelaje en la que Mairead trabajaba declaró a los medios de comunicación que ella había estado intentando superar el dolor de la pérdida de su madre y que pudo haber estado inmersa en una crisis depresiva y emocional.

El caso todavía sigue sin resolverse, la familia de la modelo espera los resultados de la investigación del Departamento Forense de Irlanda para conocer las causas de la muerte.

Hace un año, Mairead denunció la grave intoxicación que sufrió por consumir pollo crudo en una hamburguesa que ordenó por la aplicación de delivery Just Eat de la franquicia Little Caesar.

Un representante del Ayuntamiento de Belfast le confirmó que habían recibido su queja y que no podían emitir comentarios mientras la investigación seguía su curso.

La noticia de su intoxicación causó revuelo en las redes, la modelo se convirtió en embajadora de muchas personas que habían sido víctimas de casos similares.

The Mirror / Daily Mail

Mairead dejó a dos hermanos, Brendan y Bronagh, quienes tienen tres niños, la familia ha enfrentado la pérdida de dos miembros en apenas diez meses y están recaudando dinero para los gastos funerarios a través de una campaña de GoFundMe.

No hay que subestimar el peligro de la depresión que afecta a muchas personas, debemos prestar atención a los síntomas y buscar ayuda. Compartamos un mensaje de solidaridad con los familiares de esta joven modelo.