Pocos meses atrás, Enrique Iglesias y Anna Kuornikova sorprendieron a sus seguidores con la poca sonada llegada de sus mellizos Lucy y Nicholas.

Nacieron saludables el 16 de diciembre en Miami, Florida; sin embargo, causaron miles de reacciones en sus fans y paparazis, que no entendieron cómo la pareja –especialmente Anna- pudo mantener en oculto el feliz embarazo.

Pocos días después de dar a luz, la tenista publicaba una fotografía en Instagram, tan bella y joven como siempre, como si nada hubiera sucedido. Lo que desencadenó una ola de dudas; muchos especularon que la pareja había optado por un vientre de alquiler, sin embargo fue la misma madre quien aclaró en redes sociales que se sometió a una ardua rutina de entrenamiento físico, a raíz de lo cual recuperó su figura.

Lo cierto es que la pareja se ha caracterizado por mantener su vida sentimental y ahora el nacimiento de sus “soles”, como así los han llamado, lejos del mundo del espectáculo. Al punto que llegaron a construir un muro de más de un millón de dólares, para poder mantenerse alejados de las cámaras.

Así también lo confirmó Isabel Presley, la madre del cantante español, a los medios, quien dijo que aunque habían decidido mantenerse lejos de la prensa, es una pareja feliz que lleva 16 años de permanecer uno al lado del otro.

Pero la ilusión de ser padres y de unos hermosos bebés no pudo con sus ganas de compartir con sus fans el motivo de sus alegrías, y publicaron las dos únicas fotografías que hasta el momento decidieron compartir con sus seguidores. Anna, con su hija Lucy; y Enrique, con su hijo Nicholas.

En aquella ocasión entre las 2 fotografías consiguieron más de 2 millones de reacciones…

Y es que realmente son adorables.

Pero un nuevo conmovedor momento del cantante de 42 años con su hija Lucy ha querido dejarlo registrado en un video de menos de un minuto de duración, que Enrique Iglesias lo compartió este domingo en su cuenta de Instagram.

El vídeo iba acompañado del mensaje: “No me canso de mi sol”

can't get enough of my sunshine

A post shared by Enrique Iglesias (@enriqueiglesias) on

Y como era de esperarse, en menos de 48 horas, tiene ya 3 millones de reproducciones y más de un millón de reacciones.

En el vídeo, el cantante dejó ver su tierna faceta de padre, la cual se ve que disfruta al máximo, pues lo único que hace durante la grabación es llenar de besos a la pequeña.

Después de darle repetidamente cariñosos besos de un padre que si está enamorado de su esposa Anna, lo está más aún de su hermosa hija Lucy, el artista bromea con su “pedacito de sol”:

“Noooo, papi no me beses tanto… ¡Noooo!”, dice Enrique.

Las reacciones positivas fueron miles, especialmente de mujeres que quedaron derretidas ante la dulzura del flamante padre. Pero también hubo quienes manifestaron su descontento, ya que consideraban poco higiénico que el padre repartiera tal cantidad de besos a la bebé, transmitiéndole microbios.

Y otros, por su lado decían que la bebé estaba incómoda porque le picaba la barba del padre.

“Le pica con la barba! Pobrecita!”, dijo @tnicholsc. A lo que otra respondió:

“Pues yo quisiera ser esa bebé”.

“Quién fuera esa princesa”, agregó @glendakarelyma.

Instagram / Enrique Iglesias

Nos alegramos de que el cantante haya decidido acceder a las súplicas de sus seguidores de compartir más momentos de sus pequeños; y esperemos que este no sea el último y que nos siga deleitando con la belleza de sus “soles” y su ternura de padre.

Comparte el conmovedor momento de Enrique Iglesias con su hija Lucy en tus redes. ¿Qué opinas de su manifestaciones de cariño como padre?