«¡Erwin, ¿dónde estás?!», es la súplica entre lágrimas que una mujer de nacionalidad alemana, residente en Galicia, España, viene haciendo en las redes sociales desde hace más de 30 días.

Erwin

Jenni es la dueña del hermoso Erwin, un gato bicolor de raza Ragdoll, amado y conocido por todos los vecinos

gato

La mujer extranjera, que vive en el barrio del Carme de Abaixo, en Santiago, está realmente devastada y desesperada desde que no ha podido dar con el rastro de su amada mascota y «compañero de alma».

Y es que aunque no es natural en los gatos, que suelen ser más independientes y uraños, Erwin es la criatura más dulce, y es realmente como un hijo para Jenni.

Fue hace 3 años cuando Jenni se mudó desde Alemania a Santiago, y lógicamente lo hizo acompañada de su inseparable y fiel amigo.

«ÉL ES DE ALEMANIA, COMO YO. Es más que una mascota, VINIMOS JUNTOS Y es PARTE DE mi familia, LO es todo para mí», dijo Jenni llorando.

«Erwin no es un gato normal: es más como un perro, muy sociable, siempre visita a los niños en el colegio y en la ciudad la gente lo reconoce. Me acompañó mientras superaba una grave enfermedad, me duele demasiado su ausencia», agregó devastada.

Jenni no sabe nada de Erwin desde el pasado 17 de octubre

Desde entonces, ella ha movido cielo y tierra para dar con su paradero. Incluso ha colocado carteles con su foto y sus datos, por todo el barrio. Ha pedido ayuda a través de las redes sociales y hasta presentó una denuncia ante la Policía Local.

«Si me devuelven a Erwin en buen estado retiraré la denuncia», señala.

La mujer relató a los medios locales que normalmente su jardín suele permanecer cerrado  el día que desapareció salió. «Aunque siempre vuelve cuando quiere comida; todos los vecinos lo conocen y a veces duerme con ellos», aclaró Jenni.

Pero esta vez, algo no encajaba. Ninguno de sus vecinos vio a Erwin ese día, y sin embargo, dos días antes sí que vieron a un hombre sospechoso merodeando su casa y mirando el jardín con extraño detenimiento.

Por eso, la mujer no dudó en ser categórica en sus sospechas:

«Alguien se lo ha llevado. Creo que quien lo tiene sabe que lo estoy buscando y ha visto los carteles. por eso ofrezco una recompensa a todo aquel que me pueda facilitar alguna información sobre el paradero de Erwin, por mínima que sea».

Con este cartel Jenni busca desesperadamente a Erwin.

En un momento determinado, recibió información de que Erwin había sido visto en Galeras, pero no pudo localizarlo.

Jenni está desconsolada porque «Cuando lo llamo siempre viene». Es un gato que estaba castrado y con chip, pero no llevaba collar cuando fue robado. Lo que más le entristece es que él la necesita más que nunca.

Por ese motivo, a los sujetos que se llevaron a Erwin, los invita a ponerse la mano en el corazón y les suplica:

«Aunque sea a través de una nota anónima, sólo quiero que me digan que está bien, el está enfermo y necesita su medicación, yo misma se las puedo dar».

A través de su cuenta en Instagram, @casa.delos.gatos, comparte imágenes tanto de sus propios gatos, como de los cachorros lactantes que cuida en colaboración con el Refuxio de Bando.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by @casa.delos.gatos

Cada día, sin falta, revisa los portales de venta online para ver si alguien publica algún anuncio de Erwin, sin éxito alguno.

Pero ella no pierde la esperanza y confía en que la difusión de su caso y la empatía y la solidaridad ciudadana, permitan que este hermoso y enfermo gatito pueda volver a los brazos de mamá.

Si llegas a saber algo de este gatito que necesita volver a su hogar, no dudes en contactarte con Jenni a su teléfono, en España: 602566026, o a su Instagram @casa.delos.gatos.