Ser padre es una responsabilidad muy grande. Cuando tienes hijos, tienes una vida bajo tu responsabilidad, de ti dependerá la formación que ellos tengan en su vida. El vínculo de un hijo y sus padres es el más importante, determina el autoestima, la independencia y la estabilidad emocional de los adultos.

Pero lamentablemente, no todos los padres tienen el compromiso de velar por la salud y el bienestar de sus hijos. Algunos los abandonan emocionalmente, otros se desentienden de sus cuidados y necesidades físicas y otros atentan contra su vida.

Andrew Turley, un hombre 30 años, oriundo de Wisconsin, Estados Unidos, fue detenido por vender a su hija menor de edad por sexo. Turley, publicó un anuncio, titulado “Juega con la niña de papá”, mediante una red social, ofreciendo la oportunidad de tener relaciones sexuales con su pequeña hija de tan solo 4 años.

El Departamento de Policía de Houston, Estados Unidos, al ver el anuncio, empezó un intercambio de correos electrónicos con el sospechoso, con la intención de averiguar el abuso que se estaba cometiendo hacía la menor de edad.

En medio de la conversación entre Turley y los oficiales encubiertos, el padre de la pequeña les dijo que se trataba de una “niña menor a los 10 años”, que podía ser demasiado joven para tener relaciones pero que de lo contrario, todo lo demás estaba bien.

Este depravado, pedía por su propia hija la cantidad de 1.000 dólares por dos horas de sesión, en la cuales la pequeña estaría drogada con medicamentos para dormir que él estaría a cargo de suministrarle.

Los policías encubiertos, después de un intercambio de más de 70 correos electrónicos, concretaron la reunión con Andrew, quién los citó en un departamento de Houston, donde vivía la pequeña con su madre.

Al llegar, el oficial encubierto le entregó la cantidad solicitada a Turley, a lo cual él procedió a revisar si el dinero en efectivo estaba completo para después acompañarlo a la habitación dónde se encontraba la menor.

El policía, en primer instante, notó a la niña bajo la influencia de alguna sustancia desconocida, en estado de atontamiento y parecía estar desvestida bajo una manta. Después de todo lo sucedido y con evidencias concretas, Andrew Turley fue detenido.

Stewanna Miskell, una de las fiscales a cargo del caso, describió lo sucedido como algo cruel, y alega estar sorprendida de la magnitud de depravación que puede llegar a tener un padre hacia a su hija.

Este caso me rompió el corazón. Se supone que un padre es quien debe proteger a su hijo, no hacerle tal maldad”, expresó Miskell.

Los miembros del jurado llegaron a la conclusión de mantener fuera de la comunidad a este individuo, el cual no tendrá la oportunidad de una libertad condicional hasta que tenga la edad de 75 años. Turley, está siendo acusado por tráfico y prostitución a un niño menor de 18 años. Recibiendo una sentencia de 60 años de prisión, 30 años por cada uno de los cargos.

La madre de la pequeña, no obtendrá ningún cargo por lo sucedido, ya que alegó no haber tenido ningún tipo de conocimiento sobre los planes que Andrew tenía sobre su hija.

Mediante la cuenta de Facebook de Andrew Turley, se dio a conocer que además de la niña, es padre de un pequeño bebé.

Lo que muy pocos saben es que este depravado, es un teniente que sirvió al ejército de Estados Unidos. Los detalles de su servicio militar no están disponibles, ni tampoco se conoce si era miembro activo en el momento de su arresto.

Facebook/andrew.turley.507 / Fox News

Toda la comunidad está agradecida de que las autoridades fueron quiénes detectaron el anuncio de Andrew Turley, y no otra persona con malas intenciones. Afortunadamente, este individuo ya se encuentra en prisión pagando por lo cometido y no podrá seguir abusando de la pequeña.

Si detectas algún anuncio sospechoso, siempre dirígete inmediatamente a las autoridades. Estarías salvando a una inocente de vivir algo horrible. ¡Comparte esta noticia en tus redes y crea conciencia!