Cuando los mismos oficiales son quienes rompen la ley que deben hacer cumplir, nos damos cuenta de lo perdido que se encuentra el mundo pues nadie espera que sean las mismas autoridades quienes quebranten la justicia que se supone que deberían hacer respetar.

Katherine Martínez, una modelo colombiana, fue detenida por la policía de Cali, Colombia, y la trasladaron a la estación policial del mismo lugar, pero esta no fue la peor parte de su noche ya que la situación se puso mucho peor para la joven.

La hermosa mujer fue detenida y maltratada por los oficiales de la policía, estos no solo se conformaron con tratarla de la peor manera posible, sino que también la grabaron en video y lo subieron a las redes sociales en donde se puso en juego la dignidad de la modelo.

En las escenas del video se puede apreciar cómo la joven es filmada con un vestido bastante pequeño y ceñido, se escuchan ruidos de voces y gritos, no se puede entender bien de lo que están hablando; sin embargo, se logran reconocer las voces masculinas.

Después de los gritos, las escenas se ponen un poco más comprometedoras para la modelo pues empieza a subir su vestido hasta enseñar su trasero, posteriormente se agacha incitando a los espectadores, los cuales son los mismos policías que la detuvieron.

Las escenas serían menos incomodas si la joven modelo no se encontrara esposada a una reja; el video sigue corriendo y las escenas se ponen cada vez peores, pues se escuchan los gritos de los policías pidiendo más.

La joven es incitada por los policías quienes la tienen acorralada y sigue bailando hasta subir su vestido para revelar que no tenía brassier; además, todo esto lo hace con una risita que pudiera indicar que está bajo los efectos del alcohol.

Después de que el video se hizo viral y la joven fue liberada, la polémica en su contra empezó, por lo que ella tuvo que dar su versión de los hechos; la mujer confesó cómo se sintió acosada por los oficiales, que estos la esposaron y obligaron.

También dio a conocer que efectivamente se encontraba bajos los efectos del alcohol cuando fue detenida y que por eso no opuso mayor resistencia a las peticiones que le hicieron los policías durante el video.

Finalmente se dio a conocer por el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, Hugo Casas, que se abrió una investigación en contra de los involucrados para que el abuso en contra de la joven no quede sin castigo.

Daily Mail / eldiariony / Youtube

Uno de los oficiales, el autor del video y quien además lo hizo público en las redes, fue destituido de su cargo. Mientras tanto, se mantiene el proceso contra otros cuatro oficiales más.

El comandante también agregó que se reforzará la sensibilización en relación de estos actos específicos de violencia de género dentro de la policía. Esperamos que todos los involucrados reciban su castigo y que estas situaciones no ocurran más.

No olvides compartir esta noticia y alzar tu voz contra el maltrato.