Estados Unidos, es el país con más personas armadas en el mundo, su población abarca el 4,4% de la población mundial pero casi la mitad de armas civiles en el mundo.

Un estudio hecho en 2009 comprobó que en una población de Estados Unidos de 321 millones de habitantes había al menos 310 millones de armas de fuego. Pero algo aún más alarmante es que de estas cifras solo el 54% de portadores de armas que tienen menores de 18 años en casa las guardan bajo llaves.

En el año 2000 al menos 22 millones de niños tenían un arma de fuego a su alcance.

Como consecuencia de todo esto Estados Unidos se ha convertido en el país con más incidentes como las tragedias escolares que estamos viendo en los últimos años. Desde 2012, cuando ocurrió el ataque a la Escuela Primaria Sandy Hook, ha habido 239 tiroteos escolares según informa Gun Violence Archive, una organización sin fines de lucro que se encarga de recopilar información sobre los hechos violentos en el país Norteamericano.

De todos estos ataques el que ha tenido más víctimas fatales fue el de Virginia Tech, en 2007 con un saldo lamentable de 32 muertos.

Todas estas cifras son terroríficas pero a pesar de que se han intentado hacer leyes que hagan un mayor control de las armas sobre el país, las propuestas terminan siendo rechazadas en el Congreso, de hecho durante su presidencia Obama intentó prohibir los rifles de asalto y limitar el número de municiones pero no tuvo respaldo.

De los 50 estados de dicho país solo Washington DC y otros 14 estados penan a quienes tengan armas de fuego al alcance de los niños.

Como resultado, el índice de violencia es muy elevado y convierte a Estados Unidos en el país desarrollado con más tiroteos en el mundo.

Dejando las dramáticas cifras con las que está comenzando el 2018, los informen de Gun Violence Archive para los primeros 50 días del 2018 dicen que al menos 1977 personas han muerto por ataques con armas de fuego, sin incluir los suicidios. En total hasta el momento van 7145 de los cuales han resultado 3.125 y se registraron 30 tiroteos masivos.

Esto quiere decir que al menos 40 personas han muerto cada día por disparos en el suelo estadounidense durante 2018.

Las cifras también reflejan que durante el primer mes y medio del año en curso ha habido 17 recintos estudiantiles que incluyen escuelas y universidad donde han disparado, incluyendo varios suicidios. El numero 18 fue el reciente y fatal ataque en el instituto Marjory Stoneman Douglas de Parkland, Florida, que le quitó la vida a 17 personas.

El año pasado 15.590 personas murieron en tiroteos.

GunViolenceArchive / ElPaís

A pesar de las desgarradoras estadísticas, algunos estadounidenses han dicho que las armas son parte de su ADN y se niegan a los controles. “¿Vamos a esperar que los fusilamientos sean rutina?”, fue el planteamiento que hizo el congresista Bill Nelson después del último ataque, dejado cloro que es el momento de aplicar los controles necesarios. Los pocos estados con leyes estrictas sobre el control de armas tienen menos muertes por disparos lo que demuestra que sí se pueden salvar vidas poniendo las reglas necesarias.

Es hora de que terminen los ataques en escuelas y que mueran niños a causa de armas de fuego, no dejes de compartir esta información.