El equipo médico del Hospital de Xinjiang, en la ciudad china de Urumchi, atendió a un hombre de 26 años que se presentó con fuertes dolores en el pecho.

Inmediatamente, el joven, identificado por su apellido, Zhang, fue sometido a un escáner y los doctores quedaron totalmente impactados al descubrir el insólito objeto que se encontraba alojado en el esófago del joven.

Zhang reveló que un año atrás después de una gran borrachera, hizo una apuesta con sus amigos. El truco consistía en tragarse una cuchara, para luego retirarla tirando de ella con una cuerda. Pero algo salió terriblemente mal y nunca la pudo retirar. Sin embargo, dijo que no acudió a ningún doctor en ese momento por no haber presentado ningún síntoma que lo molestara.

Pero unos días atrás, había recibido un fuerte golpe en el pecho, dejándolo con un dolor insoportable y sin poder respirar.

El escáner reveló que Zhang tenía alojada una cuchara de 20 centímetros de largo

Los médicos procedieron a realizarle diversos exámenes médicos al paciente y finalmente decidieron que debían extraer la cuchara con urgencia porque su vida estaba en serio peligro.

Cuando Zhang fue examinado, su esógafo ya estaba completamente infectado. Pero finalmente, el pasado 22 de octubre, un equipo de tres médicos procedió a la extracción de la cuchara después de haberlo anestesiado.

No se precisó de una intervención quirúrgica, pero sí de muchísima precisión para extaerla por el mismo método en que se realiza una endoscopia. Durante más de dos horas trabajaron arduamente para extraer el objeto sin causar daños en los órganos, ya que había el riesgo de cometer alguna perforación o desgarro, lo que podría ser mortal.

La cuchara encontrada estaba completamente rodeada de mucosidad

Los médicos divulgaron un comunicado en el que manifestaron estar totalmente impresionados, ya que nunca antes se habían encontrado con un caso similar.

Zhang ha permanecido bajo vigilancia médica durante dos días en el hospital y actualmente se encuentra ya fuera de peligro, recuperándose para ser dado de alta en pocos días.

Daily Mail

El médico tratante, el doctor Yu Xiwu, ha aprovechado la ocasión del insólito caso para advertir a la población de los riesgos de cometer acciones llevados por la impulsividad, producto del exceso del alcohol.

Afortunadamente, ha sido un caso en el que los médicos actuaron con precisión absoluta para salvarle la vida a Zhang. Esperamos que pronto se recupere por completo y haya aprendido definitivamente la lección.

Comparte este impactante caso con tus amigos y recuerda no aceptar apuestas de las que podrías arrepentirte de por vida.