La red está plagada de imágenes y videos que nos causan conmoción, pero definitivamente hay algunos con los que es necesario tener estómago para verlos porque no entendemos cómo es posible que hayan sucedido por lo impactante de las escenas.

Si te encuentras comiendo, una sana advertencia es que dejes de hacerlo para leer esta noticia porque no quieres tener consecuencias nefastas.

Se trata del inquietante momento en que los médicos retiraron un gusano vivo que se alojaba como parásito al interior del ojo de un hombre de 60 años, en la India.

El visitante se retorcía en el ojo del hombre cuya identidad no ha sido revelada

El paciente había acudido al New Medical Center, en Kundapur, en busca de ayuda porque padecía de dolor y picazón en sus ojos.

Fue entonces cuando el doctor Srikanth Shetty asumió el caso, ante su total estupor, ya que en toda su carrera no se había encontrado con un caso similar.

El equipo de médicos vio cómo el parásito que medía QUINCE centímetros de largo, permanecía aferrado a uno de los globos oculares, como si estuviera tan cómodo él que definitivamente salir no era algo que se contaba dentro de sus planes.

Los médicos no pudieron conocer cuál fue la causa para que el gusano haya entrado allí. Pero otras pruebas revelaron que el hombre procedente de Karnataka, un estado al suroeste del país, también tenía gusanos en su sangre.

El término médico que describe la posesión de gusanos parasitarios o larvas en el ojo se denomina filariasis ocular, y se transmite a través de las picaduras de mosquitos.

Se estima que 120 millones de personas, principalmente en África Central, América del Sur y Central, y Asia están infectadas con el gusano. Pero los científicos aseguran que es muy raro encontrarlo en el ojo.

El Dr. Srikanth Shetty descubrió al gusano parasitario en su ojo y lo identificó como de la especie Wuchereria Bancrofti.

El doctor dijo que el gusano tenía el potencial de dañar permanentemente la vista del hombre, si no se eliminaba de inmediato, por lo que el reto era sacar al gusano vivo ya que matarlo habría creado complicaciones futuras.

Además, reveló que fue una operación bastante complicada ya que requería de mucha precisión al encontrar que el “osado visitante” estaba a sus anchas y se movía constantemente.

Después de un angustiante procedimiento, valiéndose de las herramientas adecuadas, el doctor finalmente pudo capturar la cola del gusano y tirarlo suavemente hasta extraerlo por completo.

Finalmente lo depositó en un recipiente donde se pudo comprobar sus impactantes dimensiones. El paciente ya ha sido medicado y se mantiene en observación.

Daily Mail

Este es el impactante momento en que extraen al gusano. ADVERTENCIA: Las imágenes pueden herir sensibilidades.

¡Es increíble! No dejes de compartirlo con tus amigos y déjanos saber qué opinas del impactante hallazgo de los médicos en el ojo de este pobre hombre.