Una madre en la India dio a luz al segundo “bebé sirena” del mundo que lamentablemente cuatro horas después de su nacimiento falleció.

Los médicos certificaron la muerte del pequeño sin poder identificar su sexo, la malformación con la que nació el pequeño se conoce como “sirenomelia”, consiste en la fusión de las dos piernas simulando la apariencia de una sirena.

Los médicos diagnosticaron la condición del bebé al momento del nacimiento, la madre no realizó ningún tipo de control ni ecografía durante el embarazo porque no podía costearlo.

Muskura Bibi, de 23 años, madre del bebé se enteró de lo que padecía su hijo después que nació y en las próximas cuatro horas tuvo que despedirse de él para siempre.

El Doctor Sudip Saha, uno de los que atendió el caso aseguró en unas declaraciones que ofreció a los medios de comunicación:

“La falta de una correcta nutrición y una mala circulación de la madre hacía el bebé puede producir este tipo de malformación”, él es especialista en el Hospital infantil donde nació el pequeño.

Asimismo, el doctor explicó que los padres del menor no han podido tener el control necesario durante el embarazo para prevenir malformaciones como esa.

La afección es muy poco común, según estudios científicos solamente afecta a uno de cada 60.000 recién nacidos. Se han registrado dos casos en el mundo en bebés nacidos vivos.

En el caso de este bebé no ha sido posible identificar su sexo ya que no tiene desarrollada la pelvis y la fusión de sus piernas.

Daily Mail

Las imágenes del bebé han conmocionado a los usuarios de las redes sociales, quienes lamentan que el pequeño no haya tenido la oportunidad de sobrevivir.

Los problemas de malnutrición y pobreza extrema que viven en algunas comunidades en la India, son causantes de que la mayoría de las mujeres no tengan acceso a control médico durante el embarazo y no consuman las vitaminas necesarias para el óptimo desarrollo del bebé.

La sirenomelia es una malformación congénita poco común, la condición se halla en uno de cada 100.000 niños nacidos vivos.

Pero generalmente es fatal uno o dos días del nacimiento por complicaciones asociadas a las funciones renales y la vejiga.

En más de la mitad de los casos de este síndrome se produce la muerte fetal, es 100 veces más probable que ocurra en nacimientos de gemelos idénticos que en nacimientos de un solo bebé o mellizos.

No te vayas sin compartir la noticia de este insólito caso.