Caitlan Coleman, de 31 años y su esposo Joshua Boyle, de 34 años fueron secuestrados en Afganistán en el 2012, ella estaba embarazada de su primer hijo.

La pareja permaneció en cautiverio a manos de la red de Haqqani, en Pakistán. Pero el pasado miércoles finalmente fueron liberados gracias a la colaboración del gobierno paquistaní con los funcionarios estadounidenses.

Las tropas de inteligencia de Pakistán interceptaron el vehículo en el que viajaba la pareja y dispararon contra los neumáticos.

Después de cinco años de cautiverio fueron liberados, la información fue dada por el vocero militar del Ejército del país, Asif Ghafoor. Las autoridades lograron localizar el vehículo cerca de Kohat, una ciudad pequeña en la región de Kurram, al noroeste del país limitando con Afganistán.

“Nuestras tropas intentaron detener el vehículo después de recorrer varios kilómetros en la frontera, pero cuando los secuestradores se negaron disparamos a los neumáticos”.

Varios drones de Estados Unidos sobrevolaron por el lugar durante el operativo de rescate, donde liberaron a la pareja y a sus tres hijos que nacieron en los cinco años que estuvieron secuestrados.

Los terroristas huyeron a un campo de refugiados cercano, las tropas no atacaron por temor a herir a los rehenes y finalmente la familia pudo ser rescatada del vehículo.

Durante el secuestro, la familia pasó la mayor parte del tiempo en Afganistán, esta semana fue que las autoridades lograron detectar que habían sido trasladados a Pakistán y movilizaron a su ejército.

Caitlan y Joshua, desaparecieron en 2012 durante un viaje a la provincia montañosa de Wardak, una región adyacente a Kabul, la capital de Afganistán. Ellos tenían un plan de viaje aventurero que incluía rutas caminando por Rusia y Asia Central.

Cuando los capturaron, ella estaba embarazada de cinco meses, su primer hijo y otros dos, nacieron durante el cautiverio.

Después de la liberación de esta familia, se han fortalecido las relaciones entre Estados Unidos y Pakistán que tras las declaraciones de Donald Trump en los últimos meses se habían vuelto turbias por la presunta falta de cooperación en misiones contra terroristas desarrolladas en Estados Unidos.

El presidente Donald Trump celebró la liberación de la familia.

Cuando los rescataron, ellos viajaban en el maletero del vehículo, los iban a trasladar a otro lugar, hubo un intercambio de disparos y los secuestradores gritaron “maten a los rehenes”.

Joshua se negó a subir a un avión militar de Estados Unidos en la base aérea de Bagram, quiso ser trasladado a Islamabad, donde el ejército de Canadá tiene una base y abordar una de sus aeronaves.

Él alegó que teme ser castigado por su primer matrimonio con Zaynab Khadr, la hermana mayor de Omar Khadr quien pasó desde el 2002 y 2010 en Guantánamo por crímenes de guerra vinculados con Al Qaeda. Ella era hija de Ahmed Khadr, uno de los amigos más cercanos de Osama Bin Laden.

Durante el secuestro, la pareja grabó videos sonde expresaban que habían tenido otros hijos que habían fallecido.

La pareja contrajo matrimonio en el 2011, después de haber sido amigos durante años y compartir su pasión por Star Wars. La familia pidió a los medios de comunicación que respetaran su privacidad para poder hacer planes para su futuro y compartir en familia tras tanto tiempo secuestrados.

Los terroristas nunca pidieron un rescate por ellos, lo que querían era que los funcionarios estadounidenses y canadienses garantizaran la liberación de los prisioneros afganos en Kabul.

Joshua tenía un interés particular por la historia del terrorismo, trabajó como portavoz de la familia en el caso de un amigo que fue enviado a Guantánamo cuando tenía 15 años tras ser acusado de matar a un soldado estadounidense durante una batalla en Afganistán.

Mientras la pareja estuvo secuestrada, enviaron cartas a su familia contando cómo trataban de proteger a sus hijos de los horrores de la pesadilla que vivían mientras fingían que se trataba de un juego. En septiembre de 2015, recibieron a su segundo hijo con una linterna y tuvieron que suplicar a sus captores que trajeran alimento para mantenerlo con vida.

Ellos se inspiraron en la película “Beautiful Life” (La Vida es Bella), que relata la historia de una familia de judíos que vivía en un campo de concentración nazi.

“Tratamos de mantener un buen espíritu para los niños, nos imaginamos que es un juego todo esto tal como en la película”.

Daily Mail

Cuando respondían, sus padres, expresaban su admiración por la forma en la que criaban a los niños. “Son padres increíbles, se apoyan unos a otros y a sus hijos, se protegen de esa horrible realidad”.

En el 2014 tuvieron una falsa esperanza de ser liberados, porque el sargento del ejército Bowe Bergdahl sería rescatado después de estar en cautiverio por la misma red, pensaron que serían parte de ese acuerdo, pero no se dio.

En un trato con captores de la red de Haqqani, el ex presidente Obama aprobó la liberación de cinco prisioneros de la bahía de Guantánamo en Qatar.

Finalmente ellos podrán disfrutar de la vida que merecen, y sus hijos podrán crecer seguros y felices, será difícil recuperarse de una experiencia tan traumática pero el amor todo lo hace posible y se nota que a ellos les sobra. Comparte esta grata noticia.