El caso de este padre ha causado conmoción en el mundo, Domingo Bulacio, de 56 años, apodado como “Vernacho”, fue detenido en enero de 2016 tras permanecer prófugo de la justicia durante mes y medio.

Domingo fue acusado por mantener a su hija como esclava sexual durante 22 años y engendrar 8 hijos con ella. La madre de la víctima abandonó el hogar cuando ella tenía 9 años por “malos tratos”.

Todo comenzó cuando la mujer llevó a su hijo menor al médico y al preguntarle quién era su padre despertó la alerta de los médicos quienes advirtieron a las autoridades para hacerle un seguimiento al caso.

Las pruebas de ADN confirmaron las hipótesis y el hombre fue acusado por el crimen que cometió.

Finalmente comenzó el juicio en su contra, será juzgada por mantener a su hija como esclava sexual y someterla a violaciones y torturas.

La víctima fue abandonada por su madre, y se quedó en manos de Domingo, quien la sometió a terribles abusos físicos por más de dos décadas, la identidad de la mujer no se ha hecho pública, pero se pudo conocer que seis de los ocho niños que tuvo viven en un internado llamado Eva Perón en Santiago del Estero según información de los medios de comunicación locales.

Ella declaró ante los tribunales relatando su desgarrador testimonio, confirmó que desde los 7 hasta los 29 años soportó abusos de parte de su padre.

El acusado fue ubicado de espaldas y al fondo de la sala mientras la víctima declaraba, junto a los doctores que también emitieron su testimonio.

Después de leerse la requisitoria de elevación del caso a juicio, el presidente del Tribunal Supremo le preguntó al acusado si rendiría declaraciones pero él respondió que por recomendaciones de su abogado, Osvaldo del Jesús Díaz, se abstendría de hablar.

La hija del acusado se mantuvo serena y tranquila a pesar de que lloró mientras relataba algunos de los maltratos que recibió, pero después de más de dos décadas ella “se acostumbró” a vivir siendo sometida a las peores vejaciones.

Desde que era una niña sufrió una horrible pesadilla, hasta que finalmente tuvo la valentía de confesar en una emergencia médica lo que ocurría después de que le preguntaran a su hijo menor quién era su padre.

Los hechos ocurrieron en un rancho de Santiago del Estero en Argentina, en Las Termas de Río Hondo.

“Vernacho” fue imputado por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante agravado por el vínculo” y está recluido en el Penal de Varones de Santiago del Estero.

En el Tribunal han analizado más de cincuenta testimonios para dictar el veredicto.

Clarín / Daily Mail

Nada podrá recuperar las heridas de esta joven que vivió tanto tiempo en medio de dolor y maltratos, tampoco las de los ocho niños que vinieron al mundo por el resultado de la violencia. Pero para ella, es un consuelo saber que se hará justicia y que su padre ya no podrá hacerles más daño a ellos ni a nadie.

Esperamos que nunca salga de la cárcel, no te vayas sin compartir esta estremecedora noticia.