Las novias sueñan con que el día de su boda sea perfecto y que no haya ningún margen de error. Duran meses organizando tal día para que nada pueda fallar, y contratan a un fotógrafo profesional para que capture los grandes recuerdos del magnífico día de la boda.

Lamentablemente ese no fue el caso de los señores Unwin, que contrataron a un “fotógrafo profesional” que solo se dedicó a tomar fotos inapropiadas de la dama de honor.

Steph y Paul Unwin, son una pareja de 30 años, residenciados en Bolligton, Cheshire, Inglaterra. Contrataron al fotógrafo profesional, David Kilcourse, para que les prestara sus servicios el día de su tan esperada boda. Pero Kilcourse en vez de capturar a los recién casados, el momento del beso y los padres de los novios, solo capturó los senos y el trasero de la dama de honor.

Los Unwin quedaron escandalizados al darse cuenta que la mayoría de las fotos eran sobre el escote y de lo corto que era el vestido de su dama de honor.

Exactamente 96 fotos solo se trataban de la dama de honor, incluso los primeros planos, y solo 11 fotos fueron de los novios. En las fotos claramente se puede observar el escote de la chica, su trasero y cada momento en que se encontraba desprevenida para capturar un momento inapropiado.

Él causó tanto dolor en nuestros corazones. Faltaron tantos momentos de nuestro gran día. Las fotos que nos mostró antes de que le hiciéramos una reserva fueron realmente agradables, por suerte teníamos un camarógrafo”, comentó la señora Unwin.

El irresponsable fotógrafo David Kilcourse.

Los recién casados tomaron la decisión de llevar a la corte a David Kilcourse por incumplimiento de contrato, ya que ellos compraron el paquete completo que incluía: la preparación de la novia, ceremonia, la recepción y la noche. Junto con un álbum de fotos, impresiones, fotos editadas en conjunto con todas las fotos en un CD.

El fotógrafo además de no realizar el trabajo que prometió, incumplió también a la hora de llegada, ya que el paquete incluía un seguimiento de todo el día y el fotógrafo Kilcourse llegó cuando todos ya estaban listos.

La dama de honor desprevenida por la cámara del fotógrafo Kilcourse.

Kilcourse, alega que él tomó las fotos que debía, que las fotos de los señores Unwin salieron de tal manera por el mal tiempo, que todo era causa de la lluvia. A su vez asume que en todos los años que tiene ofreciendo sus servicios son pocos los casos como estos. Aseguró que él hace su trabajo con profesionalidad.

Es una cuestión de opinión que no cumplimos con el paquete. Steph dijo que no tomemos fotos de la boda en el exterior, cuando estuvo lloviendo todo el día”, comentó Kilcourse

Steph, en medio de sus averiguaciones, encontró que otras novias tampoco estaban conformes con el trabajo de Kilcourse. Ella asegura que las tomas inapropiadas a sus damas de honor eran apropósito ya que no puede haber miles de fotos con ese solo ángulo.

Los Unwin ganaron la demanda por un monto de 900 euros, ya que dicho fotógrafo no acudió a la corte porque se encontraba de viaje.

Los recién casados víctimas de las depravadas intenciones del fotógrafo.

Mercury

El objetivo principal de la señora Steph es que la empresa del señor Kilcourse no siguiera trabajando y abusando de los demás futuros novios, ya que su desilusión fue tan grande porque no tiene plasmado los grandes momentos de su boda.

Estos novios por desgracia no tendrán los infinitos recuerdos plasmados en fotografías por la imprudencia de este fotógrafo. No debió ser nada agradable para ellos que su dama de honor fuera la estrella de sus recuerdos. ¡Comparte este lamentable hecho de la boda de los Unwin con tus amigos!