A pesar de los dichos de Brigitte Bardot y Catherine Deneuve  en contra del feminismo y del movimiento contra el acoso sexual #MeToo, en Francia se ha avanzado notablemente la legislación para proteger a las mujeres y desde el Parlamento se ha redactado un proyecto de ley para que los hombres que sigan a las mujeres en las calles, les silben o les hagan insinuaciones en la calle, les digan algo sobre su apariencia y les pidan el número de teléfono, deban pagar 350 euros de multa.

El proyecto fue redactado por la Secretaria de Equidad del Estado, Marlene Schiappa, y apoyado por parlamentarios franceses. El mismo establece que los hombres que “violen la libertad de las mujeres de moverse en espacios públicos” deben pagar una multa mínima de 90 euros. Si se demoran en pagarla, aumenta a 350.

Marlene Schiappa, la funcionaria que apoya la medida.

Twitter

La funcionaria, que responde directamente al primer ministro de Francia Emmanuel Macron, está dispuesta a hacer todo lo posible a que se apruebe a esta legislación.

Aún no se ha hecho público ni el informe, ni el proyecto de ley, ni cómo se va a penalizar a los hombres que tengan comportamientos sexuales inapropiados, pero muchas voces se han escuchado al respecto.

Lo concreto es que pedirle a una mujer el número de teléfono, decirle piropos y hacer comentarios acerca de su forma de vestir, estará penalizado.

Lamentablemente, el acoso callejero es moneda corriente en todo el mundo.

“Todo esto pasa antes de insultar y acosar sexualmente, dos comportamientos que ya están penalizados por el Código Penal” contó Erwan Balanant, uno de los autores del informe en que se basa la legislación.

De acuerdo a los datos del Alto Consejo de Equidad de Hombres y Mujeres, el 100% de las mujeres han sido asaltadas en el transporte público al menos una vez, y el 82% de las consultadas son menores de 17 años.

Las mujeres son acosadas en los espacios públicos.

Si se aprueba, esta legislación será presentada en el Parlamento para debatir este año. Además, Schiappa aseguró que piensa proponer medidas más duras, pues considera que 90 euros es “un poco leve”.

Quienes critican la medida aseguran que no es suficiente y que puede ser meramente simbólico “Los acosadores no esperan a los oficiales de policía cuando acosan a una mujer” argumentó Anais Bourdet, fundadora de un grupo de Facebook donde se recopilan testimonios de mujeres que sufren acoso.

Por otro lado, los medios han cuestionado cómo “el acoso sexual” será separado del coqueteo y la seducción.

Algunos creen que es imposible penalizar a los hombres que acosan verbalmente a las mujeres.

A esto, otra de las autoras del informe, Elise Fajgeles, respondió que “la seducción no debe hacerse en una relación de igualdad, no de dominación”.

Este enero, las autoridades parisinas aplicado algunas medidas para detener el acoso público en el transporte y, durante la noche, los pasajeros pueden bajar o subir de los vehículos aunque no sea una parada.

Hoy las mujeres ya no toleran esas conductas que tanto las han torturado durante décadas.

Youtube

¿Qué piensas de esta medida? ¿Puede ser efectiva?