Cuando pensamos en una escena de ciencia ficción puede ocurrir lo inimaginable, se nos viene a la mente el nombre del famoso director de cine de origen Ingles Alfred Hitchcock, pero cuando vemos en la vida real casos como estos, nos preguntamos ¿Qué estaba pensando esta persona?

Esta es una de esas historias que nos cuesta leer y creer. Una mujer que solo puede ser identificada como Steffi S según la regulación de medios alemanes, fue acusada de esconder dos bebés muertos en el congelador de su casa durante años.

Esta mujer vivía con su hija Selina, de 15 años en la ciudad alemana de Benndorf, Sajonia-Anhalt.

Uwe W, la ex-pareja de esta mujer de 46 años, quedó paralizado cuando la visitó y por casualidad abrió el congelador para encontrarse con un terrible hallazgo.

Realmente quedó impactado, no podía creer lo que estaba viendo. Inmediatamente alertó a la policía sobre el contenido espantoso en el congelador.

En la casa de mi ex-novia hay un bebé muerto.”

La policía confirmó que no se trataba de un solo bebé tras el allanamiento encontraron dos cadáveres congelados. Ralf Karlstedt, portavoz de la policía dijo que suponían que se trataba de los hijos de la mujer que ocupaba la casa.

Suponemos que la mujer que habita la casa es la madre. No podemos descartar un crimen. Se realizará la autopsia a cada uno de los cuerpos”.

El resultado de esta evaluación determinará la causa de la muerte de los dos fetos, pero lo que no está claro aún, es por qué esta mujer tomó la decisión de conservar los cuerpos de los bebes en el congelador de su casa.

La hija de Steffi fue trasladada a la estación de policía para dar detalles relevantes que aportarían avances a la investigación, pero posteriormente fue liberada.

La fiscal jefe Heike Geyer informó que la sospecha inicial era que se trataba de un crimen, pero que no podían confirmar su veracidad. Eso no justificaba la detención de ninguna persona durante la investigación.

El hallazgo ha sido muy impactante y dejó a los vecinos aterrorizados. Un amigo de Steffi comentó que ella había sido su mejor amiga durante cinco años. Manifestó que no podía creer lo que había hecho.

Metro

Lo ocurrido deja muchas inquietudes. Conocidos y allegados de Steffi se preguntan de manera incrédula, sí es cierto que ella conservara los cuerpos de dos bebes muertos en su congelador. Otros lo califican como un crimen.

Pero aún hay mucho por conocer en casos como estos donde la palabra asombro a veces es pequeña ante lo que puedan ver los ojos. Comparte esta inquietante historia que parece sacada de una película de terror.