Estados Unidos está pasando por una de las olas de frío más fuertes de su historia y los cuidados que se deben tener para sobrellevar el terrible clima es primordial para evitar enfermedades e incluso la muerte.

Los padres son los primeros responsables de la vida de sus pequeños y se han visto obligados a equipar sus casas para soportar el invierno de la fecha que nunca antes les había afectado; sin embargo, hay padres irresponsables que no miden su juicio y ponen en riesgo la vida de sus hijos.

En la ciudad de Louisville, en Kentucky, está siendo azotada por esta misma ola de frío y sus temperaturas han registrado menos de 0º C en estas fechas lo que ha puesto a la población alerta para estar más abrigados y con calefacción, aún así hay algunas personas que no son tan cuidadosas.

Una de esas personas es Broquel King, la mujer que dejó a sus tres hijos dentro de un coche sin calefacción y con las ventanillas abajo mientras que la temperatura de la ciudad oscilaba los -9º C.

El mayor de los pequeños tiene solo 4 años, el otro tiene 3 años y el más pequeño es un bebé de seis meses de edad, ninguno podría salir del auto por sí mismo y varios vecinos de la zona notaron a los infantes temblar de frío dentro del coche y por eso llamaron a los servicios de emergencia.

Cuando las autoridades llegaron, ayudaron inmediatamente a los pequeños y se dedicaron a esperar a la madre que estaba en una tienda cercana al lugar. En el momento en que Broquel regresó a su coche, se justificó con la policía diciendo que solo se había ido cinco minutos, pero la policía llevaba ahí más de 20 minutos y procedieron a detenerla por la conducta irresponsable y negligente.

Los delitos que se le imputan a King son los de abuso criminal en primer grado y tres cargos por poner en peligro a personas injustificadamente, además de un cargo de conducta desordenada.

El juez encontró a King culpable de los cargos y deberá pagar condena en un recinto carcelario dónde las temperaturas no son mayores a los 3ºC. Los reclusos de esa cárcel son obligados en utilizar mantas y bolsas de agua caliente durante el invierno porque no hay calefacción para soportar las bajas temperaturas.

Metro / Twitter

King de 28 años cumplirá su condena en prisión y afortunadamente los tres pequeños no sufrieron lesiones ni daños por estar sometidos a tan bajas temperaturas.

¡Comparte esta noticia, todos debemos condenar el maltrato infantil!