Natalio Vitero-Vazquez, un inmigrante ilegal en estados unidos, ha sido oficialmente sentenciado a 40 años de prisión de los cuales pasará 25 en una prisión del estado de Mississippi, y después de cumplido este periodo de tiempo se cree que Vazquez será deportado por tercera vez en su vida y devuelto a su país de origen con la esperanza de que no intente volver.

El crimen por el que Vazquez ha sido condenado es nada más y nada menos que por la violación y abuso de una niña de 10 años, actos que posteriormente llevaron al embarazo de la pequeña que dio a luz en noviembre del 2016, teniendo apenas 11 años de edad.

elmundonewspaper

La niña aseguró que Vazquez la llevó a un hotel donde después de manosearla le ofreció algo de beber que la hizo sentir soñolienta. No conforme con estas espantosas acusaciones, Vazquez ha resultado ser el padre de su víctima, agravando aún más una situación que de por sí ya es bastante deplorable.

Vazquez aceptó los cargos a modo de intentar reducir su sentencia, pero al ser revelado que era un inmigrante ilegal, que no era capaz de hablar ni entender el inglés y que ya había sido deportado dos veces en el pasado, el juez decidió que Vazquez fuera condenado a 40 años de prisión de los cuales al menos 25 serían cumplidos en los Estados Unidos.

Esto ha despertado mucha controversia ya que, si bien un crimen de esta magnitud merece tal castigo, el hecho de que el perpetrador no sea un ciudadano estadounidense sugeriría que este debería ser inmediatamente devuelto a su país para cumplir su condena.

Por otro lado, el bebé que dio a luz la hija de Vazquez en noviembre del año pasado nació con una gran cantidad de afecciones y murió durante una operación que se suponía ayudaría a alargar su vida.

Actualmente se desconoce el paradero de la victima de Vazquez y de su madre, pero se espera que se encuentren bien y que hagan lo posible para tratar de enmendar su vida después de haber tenido que pasar por una experiencia tan devastadora y espantosa.

Fox8 / Relay Hero

Cada año, millones de niños son víctimas de violencia sexual a una muy corta edad, aunque esto suele dejarlos con graves problemas no solo de comportamiento sino también para sentirse cómodos consigo mismos, se mantiene la esperanza de que con la terapia y los cuidados adecuados estos inocentes niños sean capaces de seguir adelante y tener la vida que se merecen.

No olvides compartir esta historia con tus amigos.